www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

VENEZUELA

Presos políticos se amotinan en los calabozos del centro de inteligencia de Caracas

Presos políticos se amotinan en los calabozos del centro de inteligencia de Caracas
Ampliar
martes 10 de julio de 2018, 01:12h
Las grietas del chavismo asoman por doquier en plena crisis económica.

Nicolás Maduro está en Turquía acudiendo al acto por el que Erdogan se convierte en presidente plenipotenciario del país. Mientras tanto, Venezuela está viviendo uno de los episodios cumbre de la crisis económica y de seguridad que atraviesa la nación en los últimos años. El capítulo de este lunes atiende a un nuevo motín desarrollado en los calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), sito en Caracas. El motivo es el siguiente: los maltratos que sufren los reclusos.

"No hay negociación, ya no vamos a hablar con ningún comisario del Sebin (sino) directamente con Fiscalía", pide el policía Fred Mavares en un vídeo que ha sido difundido en las redes sociales. El agente se encuentra detenido desde hace dos años pese a contar con permiso de excarcelación, según sus abogados. En las imágenes Mavares aparece en la escena de la protesta del grupo de presos políticos que gritan por salir de su encierro.

"Si se produce una masacre hacemos responsables a la autoridades del Estado que fueron los que han hecho caso omiso a todas las situaciones y las aberraciones que están ocurriendo aquí en el Sebin", recalca Mavares, considerado uno de los presos políticos más afamados del país. Es más, este representante de los amotinados no ha precisado el número de los rebeldes pero sí ha manifestado que no pararán hasta que el Ministerio Público responda.

Aunque no se han dado los nombres de los presos políticos alzados algunos familiares se acercaron a las instalaciones en búsqueda de información. Yaneth Carvajal, mujer de uno de los encarcelados, denunció ante los medios que lleva dos meses sin ver a su marido, que yace en esos calabozos a pesar de que un tribunal le otorgó la libertad el pasado 18 de abril. Y Ana Zambrano, madre de Mavares, denunció que su hijo está enfermo. "Responsabilizo al Gobierno, porque esto está sucediendo desde hace meses, ¿hasta cuándo van a esperar?, que vengan y se mueran ahí de tantas enfermedades que tienen (...) yo temo por todos ellos ahí", zanjó.

El caso es que este es el segundo motín que sufren esos calabozos. Entre el 16 y el 18 de mayo de 2018 se registró otro alzamiento en el que participaron otros presos políticos. Algunos de ellos serían liberados, bajo el paraguas del plan de reconciliación que promueve el chavismo como guiño internacional. Finalmente, el letrado Alfredo Romero, director de la organización que encabeza la defensa de los presos políticos, escribió en Twitter que en ese recinto hay 10 reclusos por disentir con el Ejecutivo y que llevan 55 días "incomunicados (sin visitas de familiares ni abogados)".

Horas más tarde del salto de la noticia, el propio Tavares se comunicó con los medios para argumentar que la protesta es para denunciar "tantas aberraciones y tantas violaciones de derechos humanos". Acabaron llegando al lugar un grupo de diputados disidentes que exigieron la actuación inmediata del Gobierno oara solventar la pobre situación en la que han quedado los presos en ese Servicio Bolivariano de Inteligencia.

Adriana Pichardo, contraria a Nicolás Maduro, xeclaró que "debo recordarle al Gobierno que las personas que están allá adentro son humanas, no son animales; son 55 días en los que nadie los ha visto, 55 días sin alimento sin visita de abogados". Esa diputada compartió con los presentes este testimonio: "Cada día es más la oscuridad a la que los someten, no los dejan salir a la luz, es por eso que el día de hoy ya obstinados porque son humanos han decidido hacer esta toma pacífica por sus derechos, por su dignidad, no los trasladan, ahí hay personas con más de dos años con boleta de excarcelación y son incapaces de llevarlos a un tribunal".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.