www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FUNDACIÓN TELEFÓNICA

Retrospectiva de la obra del retratista parlamentario Hernán Cortés

jueves 12 de julio de 2018, 12:49h
La exposición podrá visitarse a partir del 13 de julio.
Retrato de Felipe González de Hernán Cortes. Colección particular.
Ampliar
Retrato de Felipe González de Hernán Cortes. Colección particular.

El Espacio Fundación Telefónica y la Fundación Unicaja presentan la próxima semana la exposición Cortés. Retrato y estructura, la obra de uno de los grandes retratistas españoles del siglo XX.

La muestra, verdadero “registro” del mundo contemporáneo, reúne cerca de 130 piezas del pintor gaditano Hernán Cortés Moreno y podrá verse hasta el 10 de octubre. A finales de ese mes viajará a Cádiz.

La retrospectiva refleja el principal interés artístico del autor: el individuo. En este sentido, sus retratos constituyen un registro del mundo contemporáneo, una instantánea del mundo actual que abarca una extensa galería de destacados personajes nacionales e internacionales, explica el Espacio Fundación Telefónica en un comunicado.

Según la comisaria de la muestra, Lola Jiménez-Blanco, la obra de Cortés está definida por su contemporaneidad. Sus personajes están pintados en una atmósfera actual dominada por el espacio vacío y por el contraste de la horizontalidad y verticalidad de sus formas. Jiménez-Blanco explica que Cortés parte del estudio detenido de la personalidad del retratado, acercándolo a la abstracción en su concepción espacial.

Para Cortés, la presencia del espacio vacío en su obra es una manera de renovar el retrato pictórico, así como la idea de estructura ortogonal, por influencia de los espacios urbanos y naturales de su Cádiz natal. Cortés prolonga la vida del retrato pintado clásico y reivindica su pervivencia en la pintura contemporánea.

Cortés ha llevado a cabo un registro paralelo de la vida española –y no solo española– de las últimas décadas. De hecho, algunos de los personajes que pinta Cortés, conocido como retratista de la vida parlamentaria, han ocupado destacadas posiciones en la vida cultural, política, económica o social del país y muchos de sus retratos se encuentran en la sede de importantes instituciones, bancos, empresas o universidades.

Cortés cultiva el retrato desde la década de los años ochenta: Rafael Alberti (1983), Jorge Guillén (1983) o Dámaso Alonso (1984) son obras fundamentales de sus comienzos. Junto a ellos destacan personajes de su entorno, como Carlos Solís (1983) y Carmen Bustamante (1985).

En estos retratos la geometría se hace compatible con el reto principal del retrato: el del parecido. También la geometría se hace visible en la concepción espacial de sus retratos: unas veces mediante la inclusión de una línea de horizonte, otras mediante sillones de diseño contemporáneo que los acerca al mundo de hoy.

A comienzos del siglo XXI, Cortés recibe dos encargos respectivamente del Senado y del Congreso de los Diputados. Fruto de estos encargos son dos series de retratos que se han convertido en imagen inseparable de la vida parlamentaria española.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.