www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EJERCICIO

TRX: entrenar con unas simples cuerdas

TRX: entrenar con unas simples cuerdas
Ampliar
viernes 13 de julio de 2018, 09:29h
Nos ayuda a mantenernos en forma allá donde estemos.

Durante las vacaciones a veces resulta complicado seguir practicando deporte, pero gracias al sistema de entrenamiento en suspensión nos resultará fácil continuar con esta práctica aunque nos vayamos de viaje.

Las cintas de TRX se utilizan para poder entrenar en suspensión utilizando el peso corporal y se pueden colocar fácilmente en el marco de cualquier puerta e incluso engancharlas a un árbol para poder realizar los ejercicios al aire libre.

Los orígenes del TRX son curiosos ya que se remontan a la época de las misiones de los marines americanos. Estos hombres, acostumbrados a realizar entrenamientos muy duros se vieron en la necesidad de idear un sistema para poder seguir trabajando su cuerpo cuando se encontraban fuera, realizando alguna misión. El TRX surgió para cubrir esa necesidad de la mano de Randy Hetrick, y en un principio se utilizó un cinturón de paracaídas cosido a mano con herramientas para la reparación de botes de goma. Gracias a este sencillo mecanismo fácil de enganchar a cualquier sitio firme crearon una serie de ejercicios muy completos con los que poder trabajar prácticamente todos los músculos del cuerpo.

Además, la ventaja del TRX frente a otros métodos convencionales como es el caso de las pesas, es que se adapta al propio peso corporal, por lo que todo el mundo puede hacerlo sin sufrir el riesgo de entrenar con un peso excesivo y evitar de este modo lesiones producidas por levantar más peso del recomendado o por la realización incorrecta de los ejercicios.

Esta técnica permite muchas opciones y se puede usar de diferentes maneras según nuestras necesidades. Si lo que se pretende es perder peso se pueden hacer ejercicios de cardio y quemagrasas, con circuitos de intervalos, pero también existen ejercicios para tonificar y mejorar nuestra elasticidad, trabajar nuestro equilibrio y aumentar la estabilidad de la parte central del cuerpo (core).

Los ejercicios realizados con TRX se diferencian de los ejercicios tradicionales ya que hay que sujetarse bien con las manos o con los piesa un solo punto de anclaje dejando el extremo opuesto del cuerpo en contacto con el suelo. Cada ejercicio ofrece varios niveles de dificultad por lo que es apto para personas muy deportistas pero también para principiantes y nos permite ir avanzando y mejorando la técnica y la dificultad de los ejercicios a nuestro propio ritmo.

Muchos gimnasios ya ofrecen este tipo de clases, pero también hay sencillos tutoriales en Internet con los que nos podemos iniciar en la materia. Lo mejor de todo es que se doblan y se guardan en una práctica bolsita por lo que resultan muy fáciles de transportar. Ya no hay excusa para no entrenar este verano porque el TRX cabe en cualquier maleta y nos ayudará a mantenernos en forma allá donde viajemos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios