www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SUCESOS

La avispa asiática se cobra su tercera víctima en Galicia

La avispa asiática se cobra su tercera víctima en Galicia
Ampliar
(Foto: SA)
jueves 19 de julio de 2018, 11:40h
Esta especie es más grande y venenosa que la autóctona.
La avispa de origen asiático Vespa velutina se ha cobrado su tercera víctima en Galicia. Un octogenario ha fallecido en la localidad pontevedresa de O Porriño mientras realizaba trabajos de desbrozo en una finca situada en la zona de Carracido.

El pasado mes de noviembre otro hombre, de 54 años, también murió en O Porriño tras ser atacado por un enjambre de avispas asiáticas. La autopsia determinó que la víctima falleció de un choque anafiláctico por una reacción alérgica tras recibir múltiples picaduras, alrededor de una veintena.

La Vespa velutina se detectó por primera vez en Europa hace 14 años en el suroeste de Francia -donde ya ocupa prácticamente todo el territorio-. Probablemente, viajó junto con mercancías chinas y desde entonces no ha parado de colonizar; se ha extendido por España, Italia, Portugal, Alemania, Bélgica, Suiza y, puntualmente, Reino Unido.

En España, la primera cita confirmada fue en agosto de 2010 en Amaiur, población de la comarca Navarra del Baztán y ahora está presente en al menos ocho comunidades autónomas; principalmente en la zona norte, desde Galicia hasta Cataluña. Precisamente en esta última, se encontró el pasado 13 de julio el primer nido en la ciudad de Barcelona.

Conocida también como 'avispa asesina' por su carácter agresivo y por ser más resistentes que sus primas europeas, de las que se diferencia por su color negro, esta especie puede llegar a medir 3,5 centímetros -mucho más que las autóctonas-. Su picadura deja una hinchazón de varios centímetros de diámetro y un dolor intenso durante 24 horas porque su veneno también es más potente. Además, a diferencia de las abejas, puede picar varias veces.

También se distingue de las europeas en que normalmente solo ataca si se ve en peligro. Cuando siente cualquier amenaza sobre su nido, se defiende y puede ser muy agresiva, puede llegar incluso a perseguir a mayores distancias que otros insectos y con un ataque masivo. Por esta razón los expertos recomiendan no molestar a la velutina ni golpear el nido. Igualmente aconsejan no matarlas ni agitar los brazos para espantarlas ya que les atrae el movimiento y las muertas emiten un olor que llama a más avispas asiáticas.

Sin embargo, la principal amenaza es ecológica. Su expansión afecta a los apicultores y en algunas zonas ha provocado ya la destrucción masiva de colonias de abejas de la miel.

Se espera que la población de estos insectos siga aumentando -o por lo menos se mantenga estable- durante los próximos años en España. Principalmente en Galicia, donde han encontrado las condiciones climatológicas idóneas -zonas húmedas y altas- para reproducirse. Unas ventajas que, en consecuencia, ocasionan que los españoles estén cada vez más expuestos a su picadura.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.