www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GOLF

British Open. Debacle: Jon Rahm y Sergio García no pasan el corte

sábado 21 de julio de 2018, 01:19h
Sólo Cabrera Bella fue capaz de alcanzar la siguiente fase en el torneo británico.

La segunda jornada del Abierto Británico de golf ha resultado muy dura para los representates españoles que han comparecido en Carnoustie, en la costa oriental de Escocia. De hecho, la tormenta desatada influyó sobremanera en particular el dos de los favoritos nacionales y también al novato. Los tres no alcanzarían a pasar el corte y tuvieron que hacer las maletas antes de pasar al sábado. Únicamente Rafael Cabrera Bello pudo sobrevivir al mar de bogeys.

El desplome más notable lo vivió el vasco Jon Rahm, El golfista de Barrika, que partía entre los mejores, acabó con cinco golpes por encima del par en un ejercicio pobre que con celeridad le sacó del la pugna por las primeras plazas. El guipuzcoano, que por otro lado sigue en el Top-10 del circuito mundial, arribó bien hasta el sexto hoyo. En ese punto padeció la imprecisión en un putt escaso para birdie que le afectaría en los psicológico.

Con la concentración minada, Rahm encadenaría doble bogey, bogey, doble bogey y otro bogey posterior. Una calamitosa serie que dejó en nada la tarjeta de tres bajo par en cuatro hoyos de la segunda vuelta. "He dado malos golpes y he acabado atrapado en los trampas de arena", confesaría antes de remarcar que "siempre que empiezo a fallar por la izquierda se complican las cosas". Aún así, el jugador sigue contando para formar parte del equipo europeo que competirá en la Ryder Cup.

El que no tiene nada clara esa comparcencia en el torneo que se disputará antre Estados Unidos en París durante el próximo septiembre es Sergio García. El ganador del Masters de 2017 y segundo en la edición del Open Británico de 2007 no empezó bien el jueves y tampoco fue capaz de levantar el vuelo en esta jornada. Así, el castellonense acabó con cuatro golpes por encima del par del campo y también se despidió a as primeras de cambio. "He dado algunos golpes buenos, otros malos y al final a casa", se resignó.

Era su participación en un 'major' número 77. Muchas menos cuenta Jorge Campillo. El cacereño sumaría una presentación con cinco golpes por encima del par del campo, tres más que Cabrera Bello. El grancanario fue capaz de salir a flote quedando a un golpe del corte y a ocho de los líderes (Zach Johnson y Kevin Kisner). "Me hubiera gustado no jugar los últimos hoyos con el agua tan al cuello", reflexionó un jugador que mejoró con respecto a la primera ronda. Y reconoció que "he jugado un poco mejor en los greenes, gracias a Dios. He tirado bien los putt largos y he evitado triputtear. Por fin un fin de semana en el que sé lo que voy a hacer".

Tendrá que mentalizarse para afrontar el primero de sus últimos cuatro torneos en el que sigue en competición después de las dos rondas inciales. Ahora ha de combatir ante los mejores del The Open. En esa lista relucen, como se ha mencionado, los estadounidenses Zach Johnson y Kevin Kisner. Ambos han sellado sendas tarjetas de seis golpes bajo par, un monto que les da ventaja en la batalla por el título en el tercer 'major' de 2018. "Me encanta cómo le estoy pegando al putter y me encanta en la posición que estoy de cara al fin de semana", proclamó Kisner, que no ha pasado del puesto 50 en sus tres participaciones anteriores.

Pero no son los únicos favoritos, porque sigue vivo Tiger Woods (par). El icono no pudo más que conservar su resultado de la primera ronda, pero su clase le mantiene a tiro de alcanzar su cuatro Abierto Británico, con 42 años. Y con él viajan en el pelotón de aspirantes nombres tan pesados como Pat Perez (-5), Xander Schauffele (-5), y el inglés Tommy Fleetwood (-5). Por detrás amanecen los no menos ilustres Rory McIlroy (-4) y los sudafricanos Erik Van Rooyen (-4) y Zander Lombard (-4). Y en el frente estará también Jordan Spieth (-3), defensor del título.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.