www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

VIVIENDA

Los pisos colmena: ¿la solución a los altos precios de alquiler y compra?

Los pisos colmena: ¿la solución a los altos precios de alquiler y compra?
Ampliar
(Foto: Haibu 4.0)
domingo 09 de septiembre de 2018, 17:45h
Habitáculos de 1,2 metros de alto y ancho y 2,2 metros de largo por 250 euros al mes en Barcelona.

Acceder a una vivienda es cada vez más complicado. Especialmente en las grandes urbes. Es el caso de Barcelona, la ciudad más cara de España tanto para comprar como alquilar. Hoy en día, una habitación en un piso compartido ya cotiza una media de 429 euros al mes.

Es por esta razón que el mercado inmobiliario ha abierto la puerta a nuevas propuestas. La última viene de la mano de Haibu 4.0 que, aprovechando un supuesto vacío legal, ha presentado en la Ciudad Condal un proyecto de vivienda compartida con habitáculos de tres metros cuadrados por 250 euros. Se los conoce como ‘pisos colmena’ y el primero de los ocho que se esperan construir en Barcelona se encuentra en el barrio de Sants-Badal.

En la página web del proyecto, sus impulsores se definen como “un grupo de emprendedores con una iniciativa social” y aseguran que en la base de su filosofía está ayudar a la “gente más modesta o con necesidades peculiares”.

La oferta se ha expandido como la pólvora y se pueden ver cientos de carteles anunciando este tipo de “vivienda” por el centro de la ciudad. De hecho, la empresa se encuentra ahora llevando a cabo entrevistas para dar acceso a los primeros inquilinos. Por el momento aseguran que han recibido más de 500 solicitudes.

Se trata del primer proyecto de estas características que llega a España. Está inspirado en los ‘hoteles cápsula’ de Japón, destinados en su caso únicamente para pasar unas pocas horas y nunca como una vivienda común

Los nichos miden 1,20 metros de ancho, 1,20 de alto y 2 de largo y cuentan con una cama, una mesita y una estantería. La tarifa base es de 200 euros, pero los inquilinos que deseen un mayor confort incluyendo un televisor, más tomas de electricidad, o el suelo y las paredes personalizadas, tendrán que pagar 250 euros.

Además, para entrar y permanecer en la colmena es necesario -como en todo piso compartido- cumplir con una serie de requisitos y normas. Por ejemplo, están prohibidas las conductas sexuales en el interior de las cápsulas -porque no se acepta alojar a otras personas en las colmenas ni prestarlas a amigos o familiares-, así como fumar y hacer ruidos o llamadas telefónicas que molesten a los compañeros. Exigen un sueldo mínimo de 450 euros al mes en el momento de instalarse y una edad comprendida entre los 25 y 45 años. Tampoco está permitida la entrada de mascotas ni tener drogas, sustancias ilegales, elementos explosivos o material altamente inflamable. “No puedes tener antecedentes penales ni antes de la entrada ni durante la residencia en las colmenas”, añaden.

Una de las exigencias más polémicas es la prohibición de criticar la colmena en público o en redes sociales, comportamiento que podría ser castigado con la expulsión. De la misma forma, si todos los miembros se ponen de acuerdo, también pueden echar a un residente de la comunidad.

Si los responsables del proyecto logran superar los obstáculos legales a los que se enfrentan, la primera colmena en la Ciudad Condal estará disponible este mismo mes. Sin embargo, el Ayuntamiento de Ada Colau ya ha dicho que este tipo de alojamiento “no tiene cabida en Barcelona” ya que “no cumple de ninguna forma los requisitos mínimos de habitabilidad que se exigen para poder vivir con dignidad y con unas condiciones adecuadas”.

En este sentido, los planes de Haibu 4.0 no se ajustan al Decreto 141/2012 de la Generalidad cuyos parámetros establecen que si la habitación la ocupa una sola persona debe medir al menos cinco metros cuadrados; si son dos personas, 8 metros cuadrados y si son tres, el tamaño mínimo de la habitación será de 12 metros cuadrados.

Además, la misma normativa también exige que la cocina tenga un aparato de cocción y un extractor de humos, elementos ausentes en las colmenas que, para cocinar, sólo disponen de varios microondas en una sala común.

Las colmenas ofrecen servicio de limpieza cada tres días en las zonas comunes; wifi en todo el local; aseos mixtos; gastos de electricidad y agua cubiertos y atención las 24 horas para resolver dudas o conflictos en la comunidad

Expandir las colmenas al resto de Europa

Los impulsores tienen la intención de que este proyecto también llegue a otras ciudades como Madrid que, al igual que Barcelona, tiene precios de alquiler y compra desorbitados.

Concretamente el precio de la vivienda en España experimentó en el primer semestre del año el mayor crecimiento desde el inicio de la recuperación en 2014. Aunque todavía se sitúa lejos del precio máximo alcanzado a finales de 2006, cuando aún no había estallado la burbuja inmobiliaria.

Según un estudio elaborado por Tecnocasa y la Universidad de Pompeu Fabra, el precio medio por metro cuadrado en España es de 2.180 euros y el promedio por alquilar una habitación, 325 euros al mes.

Los portales inmobiliarios señalan como “preocupantes” las subidas de los precios de la vivienda en Barcelona y Madrid

Barcelona concentra los índices más altos, siendo el barrio de Gràcia el primero del ranking: una habitación puede llegar a costar 577 euros al mes y el metro cuadrado más de 3.123 euros. Le sigue de cerca Madrid, donde alquilar un piso compartido sale, de media, por 403 euros y el metro cuadro para comprarlo se establece en los 2.445 euros.

Este incremento también afecta a Europa. De hecho, el mismo proyecto que se quiere llevar a cabo en Barcelona podría aparecer igualmente en ciudades muy turísticas y con problemas de habitabilidad como es el caso de Roma, Copenhague y París -la tercera ciudad del mundo más visitada-.

Así, Haibu 4.0 presenta las colmenas como una “solución para la arquitectura” y, aunque dicen que no pretenden ser la vivienda del futuro, defienden que su proyecto puede ser una “solución temporal para gente con medios económicos restringidos”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.