www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BIOGRAFÍA

Mariana Enriquez: La hermana menor. Un retrato de Silvina Ocampo

domingo 23 de septiembre de 2018, 18:35h
Mariana Enriquez: La hermana menor. Un retrato de Silvina Ocampo

Anagrama. Barcelona, 2018. 192 páginas. 17,90 €. Libro electrónico: 9,99 €.

Por Carmen R. Santos

“Hermana de Victoria Ocampo, esposa de Adolfo Bioy Casares, amiga íntima de Jorge Luis Borges, una de las mujeres más ricas y extravagantes de la Argentina, una de las escritoras más talentosas y extrañas de la literatura en español: todos esos títulos no la explican, no la definen, no sirven para entender su misterio”, certifica Mariana Enriquez (Buenos Aires, 1973) en las primeras páginas de La hermana menor. Un retrato de Silvina Ocampo. Acertadas palabras, pues su compatriota -nacida en 1903 en Buenos Aires y muerta en la misma ciudad en 1993-, es mucho más, pese a que en buena medida haya quedado ligada a esas circunstancias, sobre todo quizás a la de mujer del escritor Bioy Casares, con quien contrajo matrimonio el 15 de enero de 1940, también amigo de Borges y colaborador suyo en varios proyectos, diez años menor que Silvina y don Juan empedernido. Con Bioy y Borges, Silvina elaboró la influyente Antología de la literatura fantástica, aunque muchas veces al mencionarla se pone más el acento en los dos primeros.

En primer lugar, Silvina Ocampo, la hija pequeña de una adinerada familia que antes de inclinarse por la literatura sintió la vocación pictórica y estudió dibujo, pintura y diseño en París, tiene una nada desdeñable obra propia, de la que se ocupa Mariana Enriquez en este estupendo acercamiento a su vida, figura y producción. Una producción vertida en la narrativa y la poesía con alguna incursión en el teatro. Así, entre otros títulos, sus libros de cuentos Viaje olvidado -con el que salió a la palestra literaria en 1937-, La furia, Los días de la noche y Las repeticiones; sus novelas Los que aman odian -coescrita con su marido y llevada al cine por Alejandro Maci-; La torre sin fin y La promesa; y los poemarios Enumeración de la patria, Sonetos del jardín, Lo amargo por dulce o Breve santoral.

Por otro lado, posee una rica personalidad, con su puntito enrevesado, que la biógrafa explora a través de la consulta de una amplia bibliografía y documentación escritas, pero también mediante numerosos encuentros y entrevistas en vivo a quienes la conocieron. Mariana Enriquez no lleva a cabo una hagiografía, enfoque poco interesante en el género biográfico, al igual que su opuesto de destrozar al personaje, que de todo hay en la viña del Señor. En cualquier caso, no rehúye los aspectos más controvertidos de Silvina, como su rumoreada bisexualidad, sus enfrentamientos con su hermana Victoria, impulsora de la mítica revista Sur, donde, por cierto, escribió una reseña del primer libro de Silvina nada complaciente-: “La relación era de constante molestia, pero también de reclamo. Victoria y Silvia se irritaban y se demandaban al mismo tiempo”, o su singular vínculo con su marido.

Realizar la biografía de Silvina Ocampo no era sin duda tarea sencilla. Sobre el personaje y bastantes episodios de su itinerario vital existen versiones contradictorias que habían de ser contrastadas. Mariana Enriquez despliega en este trabajo lo mejor de sí misma como escritora -recordemos, por ejemplo, su volumen de relatos Las cosas que perdimos en el fuego o su novela Este es el mar-, y como periodista en diversos medios, siendo hoy subeditora del suplemento cultural Radar del periódico argentino Página/12. En La hermana pequeña nos encontramos a una Silvina Ocampo más compleja de cómo a veces ha sido vista: “Quienes la admiran fervorosamente decretan que sin duda fue ella quien eligió ese segundo plano. Dicen que desde allí podía controlar mejor aquello que deseaba controlar. Que nunca le interesó la vida pública sino, más bien, tener una vida privada libre y lo menos escrutada posible. Que, en definitiva, ella inventó su misterio para no tener que dar explicaciones”. Mariana Enriquez se adentra y nos adentra en el enigma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9)    No(0)

+
0 comentarios