www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EN TERRASSA

Detenido un experto francotirador que pretendía matar a Sánchez

Arsenal del francotirador detenido por planear atentar contra Pedro Sánchez
Arsenal del francotirador detenido por planear atentar contra Pedro Sánchez (Foto: Mossos d'Esquadra)
jueves 08 de noviembre de 2018, 09:55h
Quería atentar contra Sánchez y tenía un arsenal de armas.

El detenido por anunciar su intención de matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es hijo del último alcalde franquista de Rubí (Barcelona), que fue denunciado a los Mossos por una dirigente local de VOX tras pedir apoyo logístico para cometer el atentado, que aún no había planificado.

En rueda de prensa, el portavoz de los Mossos d'Esquadra, Albert Oliva, ha asegurado que el acusado, que permanece en prisión preventiva, había manifestado en las redes sociales de forma reiterada su "clara voluntad" y "claro compromiso" de atentar contra Sánchez, para lo que disponía de una arsenal de armas largas y cortas en su casa. En un grupo de Whatsapp, el hombre, Manuel M.S., de 63 años, vecino de Terrassa (Barcelona), sin antecedentes penales y con licencia de armas, afirmaba que ya tenía los medios para cometer el atentado contra Sánchez, que estaba dispuesto a "sacrificarse" por España y que únicamente le faltaba el apoyo logístico para actuar.

Según ha detallado Oliva, el sospechoso no disponía todavía de un ataque planificado, ya que el atentado no estaba preparado, por lo que insistía en pedir apoyo logístico, para conocer entre otros aspectos la agenda del presidente del Gobierno y posibles vías de escape.

Una dirigente local de VOX en Barcelona, tras tener conocimiento de las intenciones de Manuel M.S. a través del grupo de Whatsapp, fue quien alertó a los Mossos d'Esquadra, según ha desvelado hoy este partido. Tras recibir la denuncia, los Mossos abrieron una investigación y pusieron el caso inmediatamente en conocimiento del equipo de seguridad de la Moncloa y de la Guardia Civil.

En menos de cuatro días, la policía catalana detuvo al sospechoso cuando salía de su coche a las puertas de su casa, con dos armas de fuego, y registraron su domicilio de Terrassa, donde se incautaron de un arsenal con otras 14 armas largas y cortas, algunas de guerra, que le habrían permitido disparar a un blanco hasta 1.500 metros de distancia.

El hombre, que no tenía antecedentes, ingresó en prisión por orden del titular del juzgado de instrucción número 4 de Terrassa (Barcelona), que abrió una causa por los delitos de conspiración para atentar contra la autoridad con uso de arma, incitación al odio, amenazas graves y tenencia de armas, municiones y explosivos. Los Mossos llevaron el caso a un juzgado de guardia ordinario para que fuera la judicatura la que decidiera si el asunto se tenía que elevar o no a la Audiencia Nacional, la competente en los casos de terrorismo, aunque finalmente la instrucción recayó en un juzgado de Terrassa.

No es afiliado de VOX

Según ha remarcado hoy VOX en un comunicado, el sospechoso no ha sido nunca afiliado a este partido ni ha tenido ninguna relación con la formación.

Por su parte, la dirigente y también coordinadora local de VOX en Barcelona que alertó a las autoridades de las intenciones del detenido consta actualmente como testigo protegido en la causa, según el partido.

Los Mossos d'Esquadra no vinculan por el momento al detenido con grupos de extrema derecha, pese a que los frecuentaba.

No obstante, Oliva ha indicado que el detenido empezó a mostrar su intención de matar a Sánchez cuando cobró notoriedad pública la intención del presidente del Gobierno de exhumar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos.

En sus reiterados mensajes en el chat de Whatsapp, el hombre insistía en que estaba dispuesto a "sacrificarse" por España y que no daría "excesiva importancia" a las consecuencias que le pudiera acarrear su ataque, en alusión a una eventual detención y encarcelamiento.

Manuel M.S. había trabajado como vigilante de seguridad en varias empresas y disponía de permiso de armas C por su trabajo, y también recreativo, de tiro olímpico.



Fuentes del Ministerio del Interior han informado a EFE de que el tirador ya se encuentra en prisión.

Según informa el digital Público, la detención se produjo hace unas semanas y el vigilante, Manuel M.S., de 63 años y con un historial de problemas psicológicos, ingresó en prisión acusado de una "proposición de homicidio de autoridad", con "tenencia ilícita" de un "depósito de armas", por orden del Juzgado de Instrucción número 3 de Terrassa.

El detenido es un experto tirador, el mejor del club de tiro olímpico del Vallés, en el que practicaba y competía desde hacía muchos años, y era capaz de modificar y construir armas cortas o largas, según Público.

Manuel M. se indignó cuando el Gobierno comunicó su intención de exhumar del Valle de los Caídos los restos de Francisco Franco, al que el vigilante admiraba, y empezó a buscar cómplices para acabar con ese "rojo de mierda", en referencia a Sánchez, en un grupo reducido de WhatsApp.

Fue una usuaria del chat la que dio la voz de alarma sobre las intenciones de Manuel M. cuando pasó de los insultos y amenazas contra el líder del PSOE a solicitar apoyo logístico para cometer un atentado contra Pedro Sánchez, aprovechando su pericia como francotirador y su arsenal.

Los Mossos solicitaron una orden de entrada y registro del domicilio de Manuel M., donde el pasado 19 de septiembre hallaron 16 armas de fuego cortas y largas, incluido un fusil de asalto militar Cetme, un subfusil ametrallador checoslovaco Skorpion vz. 61 y cuatro rifles de alta precisión, capaces de acertar un blanco hasta a 1.500 metros de distancia. Además, en su coche llevaba dos pistolas, una de ellas modificada e ilegal.

El detenido frecuentaba ambientes ultraderechistas, pero nunca había participado en actos violentos, por lo que no tenía antecedentes policiales y no estaba controlado por las fuerzas de seguridad.

Podemos critica de nuevo a la Justicia

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha criticado a la Audiencia Nacional por no actuar en el caso del francotirador que quería atentar contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y ha aprovechado para extender su crítica a otras decisiones judiciales.

"Parece que la Audiencia Nacional se desentiende del francotirador que quería matar al presidente porque no es terrorismo. Por contra, los titiriteros de Alkaeta, tuiteros y raperos sí fueron juzgados y algunos condenados y encarcelados por la Audiencia Nacional. Están que lo parten últimamente algunos jueces", ha escrito Iglesias en su cuenta de Twitter.

No es el único dirigente de Podemos que se ha referido a la intención del francotirador detenido porque quería atentar contra Sánchez en venganza por el anuncio de la exhumación de los restos de Franco.

También lo ha hecho el eurodiputado de la formación morada Miguel Urbán, quien hoy se ha reunido con el director de Memoria Histórica del Gobierno español, Francisco Martínez López.

Preguntado por la detención del francotirador, Urbán ha considerado que no se trata de algo aislado.

"Es alarmante la cantidad de amenazas que sufrimos todas las personas que estamos levantando la voz contra la impunidad que vive el franquismo en este país", ha dicho.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.