www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Ligas europeas. El Liverpool defiende estatus y deja a Mourinho al borde de la lona

domingo 16 de diciembre de 2018, 22:51h
Además, Cristiano Ronaldo se llevó su primer derbi ante el Torino.

El fin de semana no trajo consigo ningún cambio trascedental en la cima de las grandes ligas, pero sí brindó al aficionado un puñado de emociones fuertes. Quizá la más intensa tuvo lugar en la Premier League. El Liverpool estaba presionado por el triunfo del Manchester City y recibía al United en Anfield, obligado a ganar para recuperar el liderato de la liga inglesa. Pues bien, en ese contexto sería un actor secundario, incluido en el segundo acto, el encargado de detonar una traca que coloca a Jose Mourinho en una complicada posición.

El duelo arrancó con un empate a uno -goles de Sadio Mané y de Jesse Lingard- y se desarrolló en el presumible duelo de estilos. Los pupilos de Jürgen Klopp enfrentaban a un bloque rocoso y que aguardaba la contra. Lo hicieron estableciendo un monólogo en la posesión que no acababa de erosionar al nudo táctico defensivo visitante. Por ello, el técnico germano recurrió al fichaje del curso en su entidad: Xherdan Shaqiri. El suizo le daría las gracias con una revolución destada a partir del minuto 70, momento en el que entró al césped.

El zurdo helvético firmaría un doblete postrero que dejó a David De Gea y compañía sollozando por la enésima ocasión en la que su plan especulativo no daba fruto. Anotó sus goles Shaqiri en los minutos 73 y 80, para el delirio de la tribuna. Sus dianas entrarían tras rebotar en un zaguero, haciendo más dura la derrota del United. De este modo, los 'Red Devils' quedaron a 19 puntos del líder y los 'Reds' respondieron al 3-1 asestado por el City al Everton (doblete de Gabriel Jesús). Y, por detrás, Tottenham y Chelsea siguen luchando por el tercer escaño, ya que el Arsenal de Emery perdió y se dscuelga de la cabeza. Los de Pochettino se impusieron al Burnley (1-0, en el minuto 91), para mantener su ventaja de dos puntos sobre los 'Blues' (que vencieron por 1-2 en Brighton).

En Italia tampoco cambió la relación de fuerzas por el Scudetto. La Juventus y el Nápoles ganaron. Eso sí, la fecha tuvo una connotación particular, pues Cristiano Ronaldo vivió su primer derbi "della Mole" (en honor de la turinesa Mole Antonelliana, símbolo de la ciudad). Y lo disfrutó, ya que brindó a su equipo el triunfo al transformar un penalti a 20 minutos de la conclusión (0-1). El Torino nada pudo hacer para evitar perder en una rivalidad que se remonta hasta 1907 y el delantero luso tuvo el honor de anotar el gol número 5.000 de la "Vecchia Signora" en la liga italiana. De hecho, ese gol de Ronaldo, su undécimo, sirvió para que los 'bianconeri' ampliasen su récord en un inicio de curso a 46 puntos sumados en 16 jornadas.

Esa barbaridad ha construido un colchón de ocho puntos que sólo parece estar en condiciones de discutir el Nápoles. Aunque en ocasiones sufran de lo lindo para mantener el ritmo de la persecución. Los pupilos de Carlo Ancelotti, recién eliminados de la Champions, pagaron el cansancio continental y sólo vencieron al débil Cagliari con un gol Arkadiusz Milik (1-0, m.91). Salvaron los muebles para, a su vez, sostener la ventaja de siete puntos que han cimentado sobre un irregular Inter. Los de Spalletti vencieron al Udinese en base a un penalti embocado por Mauro Icardi en el minuto 75.

Por otro lado, la Bundesliga vio a su patrón seguir firme en el mandato del torneo. El Borussia Dortmund logró sobrevivir al riesgo de pinchazo en la recepción del Werder Bremen (ganaron 2-1) por mor de otro tanto anotado por Paco Alcácer. Una diana que sigue llenando el granero en pos de alcanzar la 'Meisterschale' (ensaladera que se entrega al campeón) al tiempo que el Bayern va despegando. Los bávaros alcanzaron al Monchengladbach en la segunda plaza, después de que éstos empataran a cero en Hoffenhiem. Los vigentes campeones arrasaron al Hannover (0-4) para llegar a las tres victorias encadenadas. Aún así, siguen a 9 puntos del puntero.

Francia volvió a vivir una jornada extraña en lo futbolístico, pues la oleada de protestas (de los "chalecos amarillos") contra el Gobierno encabezado por Emmanuel Macron volvieron a dejar sin los efectivos suficientes para cubrir la seguridad de todos los partidos de la Ligue 1. En consecuencia, tuvieron que aplazarse cinco partidos, entre ellos el del líder París Saint Germain. La tesitura particular fue amortizada por el Lille, que este fin de semana no falló y se impuso por 2-3 al Nimes. Con este triunfo se fijan como segundos, a 10 puntos del gigante parisino -que cuenta con dos partidos menos).

Por último, la Eredivisie redundó en la superoridad de la pareja de clubes que se juega el título con respecto al resto de competidores. El PSV sigue en lo alto tras meter un 0-4 al Heracles (gol de Gastón Pereiro), mientras que el Ajax prosigue a dos puntos tras rematar un 8-0 endosado al Graafschap (con sendos tripletes de Hakin Ziyech y de Daley Blind). Y en Portugal el Oporto defendió su liderato con sufrimiento (1-2 ante el Santa Clara) y el segundo clasificado, el Braga, quedó a tres puntos después de golear al Feirense (4-0).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.