www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTADOS UNIDOS

El cierre de la Administración recluye a Trump en la Casa Blanca

El cierre de la Administración recluye a Trump en la Casa Blanca
Ampliar
sábado 29 de diciembre de 2018, 14:39h
El presidente pasará el Año Nuevo en la residencia de Gobierno ante el bloqueo del Ejecutivo.

Por vez primera desde que es presidente de los Estados Unidos, Donald Trump se vera obligado a pasar el Año Nuevo en la Casa Blanca. El motivo es el bloqueo que sufre el Ejecutivo por el desacuerdo entre los demócratas y los republicanos con respecto a algunas partidas trascendentales del presupuesto general. Así, el magnate ha quedado constreñido a cancelar sus planes de celebración para este venidero uno de enero y deberá aguardar en Washington.

El encargado de confirmar la noticia ante los medios de comunicación ha sido el jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, quien ha afirmado que el mandatario continuará trabajando con los congresistas en un acuerdo para reabrir la Administración. El caso es que ya se cumple una semana de inactividad, pero el propio Mulvaney ha declarado al programa "Fox & Friends", de la cadena Fox que "el presidente ha estado aquí (...) todo el fin de semana, toda la Navidad".

Este es el punto anecdótico de una situación quer tiene a miles de empleados federales privados de sueldo por culpa del cierre parcial de la Administración. Las redes sociales han compenzado a bullir impotencia por parte de este colectivo al cumplirse ya siete días de parón. Las consecuencias de índole personal de cada trabajador público ya se están sintiendo en estas fechas tan señaladas y Twitter ha sido el canal por el que este gremio se ha expresado.

Así, Freya Cerridwen, una madre soltera del estado de Michigan afectada por el cierre administrativo, ha escrito en dicha red social lo siguiente: "Si cobro el trabajo de las últimas dos semanas tendré dinero para pagar las facturas, pero no más comida: vivimos de nómina a nómina y cosas vitales, como el coche, el horno o la estufa, siempre se rompen. Espero que no ocurra nada hasta que esto se acabe". Y otra mujer, que se identificó como empleada federal sin dar a conocer su nombre, explicó que si esta situación se alarga dos semanas, su madre, que depende de ella, no podrá "comer ni tener acceso a sus medicamentos".

"Soy financieramente responsable de mí misma y de una madre anciana que vive a 300 millas (482 kilómetros) de distancia. Dentro de dos semanas, ella no tendrá comida o medicinas", lamentó la usuaria @sassinpynk al tiempo que sigue disparándose la temperatura por las acciones del presidente estadounidense y del Congreso que han deparado un cierre administrativo que todo apunta a que no resultará breve, según han confirmado fuentes del Ejecutivo.

Por lo menos verá enero el bloqueo. Un hecho que, unido a la displicencia de Trump, ha provocado la indignación en el presidente de la Federación Nacional de Empleados Federales, Randy Erwin. "La gente de nuestra federación son personas que trabajan para el pueblo estadounidense, no para la Casa Blanca. (...) Conozco muchos casos de familias afectadas por esta situación: sus ingresos han sido suspendidos", ha relatado este dirigente a la cadena estadounidense CNN.

Quejoso por la pasividad del equipo de trabajo del presidente, Erwin arguyó que uno de sus compañeros tuvo que devolver regalos de Navidad que ya había envuelto a los establecimientos donde los había adquirido. Y es que el cierre afecta a 800.000 de los 2,1 millones de empleados federales. En la práctica, no cobrarán mientras permanezca cerrado el Gobierno y están a expensas de la aprobación de un presupuesto. En este aimpás, Trump sólo ha tenido un gesto con ellos: la Oficina de Gestión de Personal del Gobierno envió cartas a sus empleados para que puedan justificar sus impagos de créditos, hipotecas o alquileres.

"Soy un empleado federal que recientemente ha estado suspendido debido a la falta de fondos de mi agencia. Debido a esto, mis ingresos han sido ampliamente reducidos y no puedo pagar el costo total de mis pagos mensuales, junto con otros gastos", reza el inicio de la carta emitida. Pero esto no basta para saciar las necesidades de los trabajadores público. "A ver, agradezco esta guía, pero creo que mis ingresos han sido más que 'ampliamente reducidos': han sido eliminados. No deberíamos tener que estar haciendo esto...", denunció Chad Davis-Montgomery, un empleado federal con residencia en San Francisco (California).

Esta situación podría revestirse en enero, cuando los demócratas, gracias a su nueva mayoría, tienen previsto asumir el control de la Cámara Baja y podrían aprobar una financiación de la Administración sin destinar fondos para el muro anhelado por Trump, que ha granjeado este monumental problema a cientos de miles de empleados de la Administración y un revuelto considerable en el país americanos en unas semanas destinadas a acoger otro tipo de sentimientos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.