www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

NBA. James Harden despide el año vestido de MVP y los Warriors, de campeones

martes 01 de enero de 2019, 19:44h
El bloque de la bahía de San Francisco goza de un repunte de rendimiento que les eleva.

James Harden ha acelerado en el final de 2018 y comienzo de 2019 tanto que pocos pueden rebatir su candidatura a MVP, a pesar de haber estado lesionado y tardar en despegar desde que arrancara el curso. Su nivel estratosférico se está estirando en el tiempo más allá de lo imaginable. Este marteslideró a los Rockets en el triunfo ante los Grizzlies (113-101) con una tarjeta de 43 puntos, 10 rebotes y 13 asistencias. Una barbaridad que le llevó a celebrar el premio de Jugador de la Semana -obtenido por segunda vez- y llevar a los suyos a la quinta victoria consecutiva a pesar del infortunio que sufre Chris Paul.

'La Barba', que antes de la celebración del duelo puso a sus pies al Toyota Center en la entrega del mencionado trofeo al jugador de la semana en la Conferencia Oeste, sacaría lustre a su condición de talento incomparable en estas semanas para acaparar su cuarto encuentro consecutivo 40 o más puntos y elevar la plusmarca histórica a ocho partidos consecutivos logrando al menos 35 puntos y cinco asistencias. Una gesta que bajó del treno estadístico en ese parámetro al icónico Oscar Robertson.

En lo mundano, Harden esquivó las bajas de Paul y Chris Gordon con su cuarto triple-doble de la temporada y el trigésimo noveno como profesional. De este modo los tejanos han vencido en 10 de los últimos 11 partidos, una racha senasacional que ha hecho olvidar sus dos primeros meses y les coloca con un récord global de 21-15, constituyéndoles en líderes destacados de la División Suroeste. Seis triples y 21 puntos de 27 tiros de personal del escolta estelar fueron demasiado para unos visitantes que han perdido 7 de sus 10 nueve precedentes. Kyle Anderson (20 puntos) y Mike Conley (19 puntos) no pujaron lo suficiente.

Por otro lado, los Golden State Warriors quisieron despedir el año, el último en Oakland, con una aplastante exhibición ante los Suns. Lo hicieron (109-132) con actuaciones destacadas de Stephen Curry y Kevin Durant (34 y 25 puntos, respectivamente). El golpe sobre la mesa de los vigentes campeones vería a los californianos refrescar su maltrecho resplandor ofensivo con 14 de 28 intentos de triples, incluidos los cinco de nueve que consiguió Curry. Al tiempo, Klay Thompson se quedó en los 15 puntos, pero la mejoría en sensaciones dejó a su colectivo como el primero del Oeste en pasar la barrera de los 25 triunfos (25-13). A pesar de su irregularidad galopante.

Otro de los protagonistas de la madrugada resultó LaMarcus Aldridge. El ala-pívot de los renacidos Spurs fue un vendaval irrefrenable para los endebles Celtics. Aportó 32 puntos y guió a los de San Antonio a la victoria por 120-111, incuido un 46 puntos en el tercer periodo que les catapulataría en la remontada ante la franquicia de Boston. Derrick White (mejor marca como profesional al conseguir 22 puntos) acompañaría a Aldridge en una ejecución que les nutre con el undécimo triunfo en 13 partidos, para un total de 21-17. Los de Popovich, en el regreso de Pau Gasol a las canchas, están ya a sólo cuatro partidos de la cima de su conferencia.

Naufragarían los Celtics ante el ajeno 19 de 25 tiros de campo en el tercer periodo, para un acierto del 76 por ciento, el mejor para un cuarto desde la temporada de 1993 y el duodécimo en la historia del tejano. Asomaría Jaylen Brown (30 puntos, su mejor marca en lo que va de curso), pero la lesión de Kyrie Irving terminó por enterrar las opciones de un equipo entrenado por Brad Stevens que no acaba de dar en la tecla de la regularidad. Su poca eficacia en la gestión de la ventaja, que nace del bloqueo de su estilo coral y de su pegajosa defensa, les tiene lejos de los punteros en el Este.

Precisamente en ese lado de la NBA florecen los Pacers, inesperados contendientes. Myles Turner explotó con 20 puntos, ocho rebotes y cuatro tapones en 24 minutos para tumbar a los Hawks (116-108). El atacante de los de Indiana se tuvo qye retirar por la rotura de la nariz a la mitad del tercer periodo, pero Victor Oladipo (22 puntos, cuatro rebotes y siete asistencias) y Domantas Sabonis (20 puntos y ocho rebotes) completarían el trabajo de un conjunto sorpresa que mira a la cara a los colosos del Este.

La primera fecha del año se clausuraría con el excelente rendimiento de Russell Westbrook que disparó a los Thunder en su duelo ante los Mavericks (122-102). El base, MVP de la temporada 2016-17, se fue hasta los 32 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias, resaltando en un envite en el que recibió el aporte trascendental de Paul George (22 puntos) y Jerami Grant (16 puntos). Luka Doncic, que venía de acumular duelos de más de 30 puntos, rindió para 17 puntos 6 rebotes inocuos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios