www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EN LA FRONTERA

Mirar hacia adelante desde un espíritu de reconciliación

El secretario general de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello.
Ampliar
El secretario general de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello. (Foto: efe)
domingo 13 de enero de 2019, 11:08h

El Secretario General de la Conferencia Episcopal Española, Luís Argüello, ha asegurado este sábado que “la Iglesia desearía que el asunto de la exhumación de los restos de Franco no fuera una ocasión para abrir de nuevo la herida de las dos Españas”-

Monseñor Argüello ha recordado también que en la transición “se vivió una reconciliación y que antes de la aprobación de la Constitución hubo una amnistía para todos”. Asimismo ha abogado para que las medidas que se tomen “no sirvan para escarbar en viejas heridas” .

El Secretario General de la CEE ha apostado “por mirar hacia adelante desde un espíritu de reconciliación, no hurgar en las heridas y abordar juntos los desafíos tan grandes que afectan a la sociedad actual”.

Sobre el proceso judicial en relación a la exhumación, Argüello ha señalado que “es un asunto que afecta a la familia, al gobierno y también a la Iglesia a través del Monasterio de los Caídos”, aunque ha recalcado que el poder de decisión “no está en manos de ninguno de los afectados, sino de los tribunales”.

Estas declaraciones del Secretario General Argüello, son continuidad de las hechas también esta semana al programa “24 horas” de TVE en las que reconoció que “la cripta de La Almudena no es el lugar más adecuado para inhumar los restos de Franco” y que "La familia tiene un derecho, pero deben entender que tiene una significación que va más allá de lo familiar”. ”El asunto es lo suficientemente complejo, porque todas las partes tienen derecho, pero seguramente ninguna lo tiene del todo”, subrayó el portavoz episcopal, quien indicó que “el Gobierno tiene derecho a plantear que las cosas puedan ser de otra manera, pero también reconoce el papel de la familia”.

Sigue pues, el asunto Franco con los responsables de la Iglesia Española con una semana de descanso por delante. Descanso laboral, porque de trabajo espiritual tendrán a tope, pues comienzan siete días de ejercicios espirituales. Pidamos por nuestros prelados y a ellos les solicitamos oraciones por todos nosotros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios