www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

INVESTIGACIÓN

Crean nanopartículas capaces de penetrar en el tumor cerebral más común

martes 15 de enero de 2019, 11:29h
Equipo de Marcos Garcia Fuentes en la Universidad de Santiago de Compostela
Ampliar
Equipo de Marcos Garcia Fuentes en la Universidad de Santiago de Compostela (Foto: Fundacion BBVA)

Un equipo del Centro de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas de la Universidad de Santiago de Compostela (CiMUS) ha hecho un avance significativo en la investigación del gliobastoma multiforme, el tumor cerebral más común y letal, cuya tasa de supervivencia a los cinco años es menor del 5%.

La terapia experimental, desarrollada en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y la Universidad de Nottingham, se ha ensayado con éxito en tumores humanos implantados en ratones. En colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y la Universidad de Nottingham, ha sido posible desarrollar nanopartículas capaces de penetrar los tumores cerebrales y transportar fármacos genéticos al interior de las células cancerígenas.

Las nanopartículas terapéuticas fueron cargadas con una secuencia capaz de suprimir células iniciadoras del glioblastoma multiforme

"La utilización de medicamentos capaces de silenciar genes causantes de tumores tiene un enorme potencial para el desarrollo de terapias específicas, personalizadas y efectivas en el tratamiento del cáncer", explica en un comunicado la Fundación BBVA, colaboradora de la investigación, que añade que, sin embargo, "estos medicamentos genéticos todavía no tienen una aplicación amplia debido a sus grandes problemas de estabilidad y transporte en el cuerpo".

El estudio, realizado en tumores humanos implantados en ratones, ha mostrado que la aplicación del medicamento genético, en combinación con la quimioterapia de primera línea (temozolamida) produce una reducción tumoral mayor que un tratamiento basado únicamente en el fármaco quimioterápico.

El objetivo de este nuevo tratamiento es que se realice como complemento a la cirugía de extirpación y al mismo tiempo que la quimioterapia para conseguir que las células tumorales no se reproduzcan

“La idea es implantarla directamente en el cerebro, por ejemplo, aprovechando la extirpación, porque la vía intravenosa es muy complicada y tiene menos probabilidades de éxito. Las pruebas con ratones han dado resultados muy buenos consiguiendo que los ratones a los que solo se les daba quimioterapia acababan con tumores el doble de grande que los que se trataban con quimioterapia y nanopartículas”, explica Marcos García Fuentes, responsable del estudio.

El investigador añade que aunque hasta que no realicen ensayos clínicos no lo sabrán con seguridad, los resultados preliminares indican que el efecto de la terapia génica va a estar limitado a una o dos semanas, lo que implicaría que el paciente debería realizar ciclos del tratamiento al igual que se hace con la quimioterapia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.