www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ENTREVISTA

José Igancio Latorre: "El ser humano es un eslabón más en la evolución"

José Ignacio Latorre.
Ampliar
José Ignacio Latorre. (Foto: Juan Pablo Tejedor)
sábado 02 de marzo de 2019, 09:56h
El catedrático de Física Teórica presenta Ética para máquinas, un ensayo en el que reflexiona sobre el presente y el futuro de la mayor revolución de la historia de la humanidad: la digital.

"¿Tú tienes a alguien que pueda apagarte cuando quiera? ¿Y por qué yo sí?", se preguntaba la androide Ava en la película Ex_Machina. Este film de 2015, aunque adscrito al terreno de la ciencia-ficción, anticipa un escenario que podría volverse muy real en no demasiado tiempo: la inteligencia artificial superará a la humana. ¿Estamos preparados?

En Ética para máquinas (Ariel, 2019), el catedrático en Física Teórica de la Universidad de Barcelona, José Ignacio Latorre, disecciona las diferentes aristas de este poliédrico futuro in silico en el que, paulatinamente, las máquinas irán relegando al humano en todos los sectores de actividad: educación, medicina, empleo, finanzas, transporte, defensa, arte... Las aplicaciones de la IA pueden ser tantas como el humano la IA decida.

Ética para máquinas es también un aviso a navegantes. Latorre no solo analiza las posibilidades más inmediatas, sino que reflexiona sobre los debates éticos que, como especie, ya estamos obligados a mantener para anticiparnos a este futuro y no repetir los errores del pasado: ¿Puede una máquina decidir sobre la muerte de un humano? ¿Deberíamos convertir en sujetos de derecho a los robots? ¿Tendrán alma las máquinas superinteligentes? ¿Conviviremos en paz?


- El libro se titula Ética para máquinas, no Ética para robots ¿Cuál es el matiz y por qué es importante?

Porque casi toda la inteligencia artificial que existe y existirá no se basa en los robots, sino en algoritmos que funcionan en un ordenador, y son quienes ya están decidiendo 'éticamente' sobre los problemas de los humanos. Por ejemplo, cuando solicitamos un crédito al banco el director de la sucursal puede decir lo que sea pero los supervisores reales son los algoritmos.

- ¿Es el ser humano una máquina?

A medida que vamos avanzando más nos parecemos a ellas. Al final, casi todo el mundo acepta que, de cabeza para abajo, somos máquinas muy bien hechas, y el cerebro prevalece como el último bastión de la humanidad. Aunque poco a poco vamos desmitificando ciertas partes del mismo.

"El cerebro prevalece como el último bastión de la humanidad"

- En estos momentos se está produciendo un hondo debate sobre la ética de máquinas como, por ejemplo, los coches autónomos. Y al mismo tiempo, vemos como los ejércitos recurren cada vez con más frecuencia a la IA para sus proyectos militares...

Logramos un hito en la historia de la humanidad cuando descubrimos que los átomos tienen un núcleo y que el núcleo se compone de partes y que podemos incidir en él con un neutrón y romperlo. También entendimos que todas las partículas ligadas liberaban una energía tremenda. Finalmente, comprendimos que podríamos provocar una reacción en cadena y terminamos haciendo una bomba atómica.

Siempre que se accede al saber avanzado tenemos la posibilidad de hacer el mal. Cuando descubrimos el fuego lo utilizamos para quemar al enemigo, cuando inventamos la balanza, ideamos catapultas para la guerra; tras dominar la biología hemos desarrollado armas químicas...

Hoy en día ya estamos utilizando la IA para hacer drones, y en el futuro construiremos soldados o tanques autónomos; a no ser que, por una vez en la historia, aprendamos del pasado y legislemos anticipándonos, sin esperar a que pasen cosas peores.

- Últimamente en España se habla mucho de robots en relación con las pensiones. El propio Pacto de Toledo ha incluido en sus recomendaciones la posibilidad de financiarlas con las aportaciones de las máquinas. ¿Ve esto factible?

Yo ahondaría en la idea de dar personalidad jurídica a los robots. Por ejemplo, imaginemos que dotamos de personalidad jurídica a un tren del AVE, y cada vez que paguemos, el 10% se irá a su cuenta corriente. Y de ahí el se paga su mantenimiento, su seguro, la seguridad social y la investigación del siguiente tren -como nosotros pagamos la educación de nuestro hijo-.

"Ahondaría en la idea de dar personalidad jurídica a los robots"

- Por lo tanto no necesitamos que tengan inteligencia ni que su forma sea robótica...

No hace falta. Cuando un sistema técnico elimina puestos de trabajo, el beneficio que le aporta a la empresa, a día de hoy, se queda en el empresario y se distribuye entre los accionistas. Lo que yo propongo es que tomemos lo que ahorra y dividámoslo de otra manera: él crea su cuenta y paga los impuestos que debería sufragar el trabajador humano al que ha sustituido en esa compañía, sin perjuicio de los intereses del empresario. Si fuera directivo de alguna empresa potente lo ensayaría internamente.

- ¿Pasa necesariamente nuestra subsistencia por una renta básica universal?

No sé si esa es la palabra, pero sí que tiene que haber una redistribución del dividendo más justa. Tenemos que empezar a pensar que cada vez va a haber menos humanos que trabajen y que, en algunos casos, trabajar será un privilegio, porque sobrará gente.

- ¿Se imagina al ocioso humano del 2100 leyendo a Huxley, contemplando a Gormley o escuchando a Strauss?

José Ignacio Latorre (Foto: Juan Pablo Tejedor).Quizás lo hagan el uno por ciento. La renta básica me da un poco de vértigo porque veo que el humano se acomoda rápidamente a ver la tele siete horas diarias y se vuelve más quejica. No sé...

"La renta básica me da un poco de vértigo porque veo que el humano se acomoda rápidamente"

- ¿Cómo evitamos convertirnos en los humanos de Wall-E?

Educando más en valores éticos y humanistas y menos en oficios inmediatos. Muchas personas que se están apuntando a formación profesional se quedarán sin trabajo en una década. La hiperespecialización es la peor apuesta que se puede hacer hoy en día, en un mundo tan cambiante.

- En el libro afirma que desarrollo de robots humanoides es el camino a la deshumanización ¿Podría explicarlo?

A los humanos nos fascinan los robots, pero cuando los robots comienzan a parecerse demasiado al humano se produce el fenómeno del 'valle inquietante' y causan una respuesta de rechazo. Ahora mismo los robots están sobrevalorados pero en el futuro serán nuestros compañeros. Se ha dicho que una parte importante de los que vivimos moriremos de la mano de un robot. Preparémonos para esto.

- Algunos creen que los humanos actuales vivimos en tierra de nadie, en una fase a caballo entre el humano primitivo, que necesitaba dedicar años para volverse experto en algo, y el aumentado, capaz de aprender un idioma o una carrera universitaria con un chasquido de los dedos...

Pienso en el humano como un eslabón más en la evolución, como lo fue el trilobites o los primates primitivos. ¿Qué pasa? ¿Ya se ha acabado la evolución? ¿Ya hemos llegado?

"Pienso en el humano como un eslabón más en la evolución, como lo fue el trilobites o los primates primitivos. ¿Qué pasa? ¿Ya se ha acabado la evolución? ¿Ya hemos llegado?"

- ¿El próximo eslabón de la cadena tendrá una base de silicio y no de carbono?

La principal carencia del soporte biológico es que se muere. Ahora mismo estamos explorando dos vías: hacer una medicina cada vez más perfecta y tender a la eternidad y otra vía, que es tender hacia el silicio. Las dos se van a explorar, pero no está en nuestras manos. Va a pasar.

- Ahora mismo vivimos una carrera constante por llegar a una teórica superinteligencia, que nos dejaría en pañales en milésimas de segundo ¿Deberíamos pararnos a reflexionar si es este el camino correcto de la historia?

En el instante mismo en que en Álamo Gordo estalló la primera bomba atómica de plutonio se produjo un silencio absoluto en el laboratorio de los científicos responsables. En ese momento todos comenzaron a preguntarse si debían haberlo hecho. Durante los meses posteriores muchos de estos científicos entraron en depresión y algunos, como Hans Bethe, se convirtieron en luchadores beligerantes contra la carrera armamentística. La transición de 'lo hago para mostrar al mundo que soy el más listo' al '¿lo tenía que haber hecho?' no es nada sencilla. Y ese error se repetirá muchas más veces, ya sea en biología, computación cuántica o inteligencia artificial.

- ¿Entonces la carrera es imparable? ¿No habrá un debate ético a priori?

Si puedes clonar la oveja Dolly, la clonas; si puedes ir a Marte, irás; si podemos desarrollar una inteligencia superior a la humana, la haremos.

"Si puedes clonar la oveja Dolly, la clonas; si puedes ir a Marte, irás; si podemos desarrollar una inteligencia superior a la humana, la haremos"

- ¿Estamos preparados?

Hace mucho tiempo que digo que no. No veo ningún nivel mínimo de reflexión en la sociedad. Deberíamos utilizar los parlamentos. El mensaje debe llegar a políticos, abogados, economistas, tecnólogos, científicos, religiosos... Y hemos de remar todos en la misma dirección.

¿Qué deberíamos hacer para minimizar los riesgos?

No podemos hacer nada. El ser humano no mata a los koalas, los protege. Yo no piso a las hormigas...

- Pero sí las extermina si hay una plaga...

Si me hacen daño, sí. Si los humanos nos ponemos tontos e intentamos atacar a las máquinas probablemente salgamos mal parados...

- Cosa bastante probable...

Creo que la IA avanzada será muy benévola. Por ejemplo, en las sociedades avanzadas hay un mejor reparto de la riqueza, se cuida mejor a los mayores, son más respetuosos con el medioambiente... Y creo que la IA superior se volverá benévola porque tendrá recursos de sobra. y no le interesaremos lo más mínimo.

"Creo que la IA superior se volverá benévola porque tendrá recursos de sobra. y no le interesaremos lo más mínimo"

- ¿Qué será lo primero que hará esta superinteligencia?

Los ilustrados buscaron el saber por el saber, como Aristóteles. Creo que una IA superior haría lo mismo. Si eres inmortal el tiempo no existe, por lo tanto por qué no intentar comprender el universo.

- Para evitar o minimizar este escenario, muchos apuestan por converger con la IA, mezclarnos con ella. Primero mediante aumentos biónicos, que ya estamos desarrollando; y después con interfaces cerebro-ordenador. Si llevamos esto hasta sus últimas consecuencias ¿no se volverá prescindible nuestra parte biológica?

Cuando nos ponemos a razonar de forma seria, las cosas que van a pasar parecen muy obvias. Hace falta tener un sesgo muy humano -en el sentido de creerse que somos superespeciales- para no darse cuenta de que tal vez no seamos más que un eslabón, que hizo una gran contribución.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (41)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.