www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MEDICINA

La genética "feliz" de Jo Cameron, la escocesa que ni siente ni padece

La genética 'feliz' de Jo Cameron, la escocesa que ni siente ni padece
(Foto: Jo Cameron)
EL IMPARCIAL
jueves 28 de marzo de 2019, 16:10h
Esta mujer de 66 años es incapaz de experimentar dolor o miedo debido a una mutación genética: "Dar a luz fue algo realmente agradable".

Cuando los médicos operaron a Jo Cameron se quedaron atónitos al ver que esta escocesa de 66 años no necesitaba analgésico alguno, a pesar de haberse sometido a una delicada operación de reconstrucción de tendón y ligamentos en una de sus manos.

Su anestesista, Devjit Srivastava, la derivó a especialistas en genética del University College London (UCL) y de la Universidad inglesa de Oxford, quienes abrieron una investigación en la que llevaron a cabo una serie de pruebas, cuyos resultados se publican este jueves en el British Journal of Anaesthesia.

Tras someter a Cameron a diversos experimentos, los investigadores, descubrieron una mutación genética que le impedíasentir dolor. El gen FAAH es bien conocido por los médicos que investigan el dolor puesto que es vital en el proceso sensorial de los dolores, la memoria y el estado de ánimo de las personas.

Los investigadores han observado en análisis de laboratorio que los ratones que no tienen el gen FAAH han visto reducida la sensación del dolor y una reducción del nivel de ansiedad.

En declaraciones a los medios, Cameron ha relatado que durante su vida no siente dolores cuando, por ejemplo, sufre alguna quemadura, y sólo se da cuenta que se ha lastimado cuando huele a carne chamuscada, y observa además que las heridas cicatrizan rápido.

De hecho, mientras trataban a Cameron, los médicos descubrieron numerosas cicatrices en sus brazos y manos. Aunque estas marcas no le dejarían la misma huella que a una persona normal.

Pero la insensibilidad de la escocesa no solo es física. Cameron también afirma no sentir miedo, ni siquiera en situaciones peligrosas como un reciente incidente de tráfico. "No tenía idea de que hubiera algo inusual hasta hace unos años. Pensaba que era normal".

"Yo era simplemente un alma feliz que no se daba cuenta de que hubiera algo distinto en mi", agrega la británica, quien ha reconocido incluso que tampoco sintió dolores cuando dio a luz. "Fue muy extraño pero no sentí dolor. Fue algo realmente agradable".

El médico James Cox, del UCL y uno de los autores del artículo, señaló que los investigadores observaron que esta pensionista tenía un "particular genotipo" que reduce la actividad de un gen. "Ahora que hemos descubierto cómo este nuevo gen identificado funciona, esperamos hacer más progresos en nuevos tratamientos contra el dolor", explicó Cox.

Los expertos también han indicado que puede haber más personas con la misma mutación genética y han pedido a cualquier que no sienta dolor lo haga saber a los investigadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios