www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EVOLUCIÓN

Hallada una nueva especie de homínido que habitó la Tierra hace 67.000 años

Excavaciones en la cueva de Callao, Filipinas.
Ampliar
Excavaciones en la cueva de Callao, Filipinas. (Foto: MNHN)
Eduardo Villamil
x
eduardovillamilelimparciales/16/7/16/28
miércoles 10 de abril de 2019, 20:21h
Se trata del Homo luzonensis, un pequeño homínido, cuyos restos fósiles han sido encontrados en la filipina isla de Luzón.

El árbol evolutivo de la humanidad tiene desde hoy un nuevo eslabón: el Homo luzonensis, un pequeño homínido que habitó el sudeste asiático hace al menos 67.000 años, a finales del Pleistoceno.

El descubrimiento, que este miércoles publica la revista Nature, se ha producido gracias al estudio de varios huesos y piezas dentales encontradas en la Cueva del Callao, una gigantesca cavidad localizada en la isla de Luzón -de la cual hereda su nombre-, en Filipinas.

Según aseguran Florent Détroit, Armand Mijares y Philip Piper, responsables del estudio, los restos fósiles habrían pertenecido a al menos dos adultos y un niño. "Juntos, crean un fuerte argumento de que esto es algo nuevo", explica a Nature Matthew Tocheri, paleoantropólogo de la Universidad de Lakehead en Thunder Bay, Canadá.

Es la segunda especie de homínido que se descubre en el sudeste asiático en los últimos años, tras el hallazgo del Homo floresiensis -también llamado el Hobbit- en el año 2004, en la indonesia isla de Flores; y la sexta que habría cohabitado con la nuestra, junto a neandertales, denisovanos, y erectus.

En la Cueva del Callao se encontraron siete dientes de homininos, incluyendo molares y premolares. | Fuente: Callao Cave Archeology Project.

Los investigadores desconocen la apariencia que tuvieron los ejemplares de esta especie puesto que no se han encontrado fragmentos de cráneos; ni tampoco se sabe a ciencia cierta su estatura.

Los científicos tampoco se ponen de acuerdo en cuanto al encaje del luzonensis en el árbol de la evolución. Détroit, el coautor principal del trabajo, se inclina por pensar que esta especie descendería de un grupo de Homo erectus cuyos cuerpos evolucionaron gradualmente a formas diferentes de las de sus antepasados. Pero, dadas las similitudes de la especie con el Australopitecos, Tocheri se pregunta si los habitantes de la cueva del Callao no provendrán en realidad de una línea que emigró de África antes que el Homo erectus.

Sea como fuere, lo que parece claro es que con este descubrimiento se cierra de una vez por todas la puerta a la clásica teoría de la evolución lineal y se comienza a dibujar un mapa evolutivo global mucho más rico y acorde a los complejos movimientos migratorios que los homínidos protagonizaron a lo largo de cientos de miles de años.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (43)    No(0)

+
0 comentarios