www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 33

El Barcelona allana su senda hacia el título ante la Real | 2-1

El Barcelona allana su senda hacia el título ante la Real | 2-1
Ampliar
sábado 20 de abril de 2019, 22:37h
Los catalanes tuvieron que ponerse dos veces por delante en la resaca del éxtasis continental. Por M. Jones

El Barcelona se presentó este sábado en el Camp Nou con la intención de acercarse a la sentencia del título liguero para poder centrarse en las semifinales de la Liga de Campeones, que disputará ante el Liverpool. Lo hizo acogiedo a la Real Sociedad, que buscaba apurar sus opciones de competir el curso venidero en algún torneo continental. Y también, con el fantasma de la relajación sobrevolando el templo azulgrana, tras el paroxismo desatado hace días, cuando doblegaron con brillo y categoría al Manchester United.

Ernesto Valverde, conocedor del hacinamiento de partidos inminente -tres partidos ligueros en ocho días-, no atendería al reparto de descanso y alternativas y únicamente incluyó a Arturo Vidal y Ousmane Dembèlè en el once. La motivación de los no habituales no entraría en la fórmula y los locales lo acusaron. No obstante, el coloso desplegaría en el primer acto un ejercicio denso y plomizo, como desconectado de la tensión competitiva exigida. El tempo pertenecía a los vascos, que jugaban con personalidad y aceptaban el desafío de la presión del favorito con gallardía combinativa.

El sistema de Imanol Alguacil se plantó examinando la paciencia creativa del Barça y descubrió con rapidez que únicamente los fogonazos de Messi iban a preocuparle hasta el intermedio. Dos lanzamientos del argentino incomodarían a Rulli en el resumen de todo el bagaje productivo blaugrana. Y los txuri-urdin, capacitados para jugar ante un dibujo en el que se notaba la ausancia del ancla Busquets, gestionaban los espacios y el cuero con inteligencia, esperando con astucia. Ter Stegen les negó el premio a su despliegue al tapar un mano a mano a Juanmi. William José perdonó al enviar fuera de palos el rechace -minuto 35-.

Este aviso sirvió a los locales para alzar algo sus revoluciones. De camino a vestuarios se acercarían al gol. Abrió fuego en este respingo Luis Suárez, que embocó un chut raso que atajaría Rulli. Y en el descuento emergió el balón parado como el venenoso recurso que rescató a un Barça indolente. Ousmane Dembélé lanzó desde la esquina y Clement Lenglet emitió un cabezazo certero para el 1-0. La puntería de los líderes marcaba diferencias con respecto a la de los visitantes.

Alguacil convencería a sus pupilos de mantener el rictus en la reanudación y éstos no acusarían el golpe psicológico. Incidirían aún más en la discusión de la posesión, llegando a hacerse con la redonda, presionando a cancha completa y sin miedos. Ruber Pardo confirmaría la maniobra con un lanzamiento desde media distancia que, tras ser desviado por Semedo, detuvo Stegen. El técnico visitante reforzaba su apuesta arriesgada y metió a Sangalli cuando se lesionó Zubeldia. Se descoordinaría algo el fútbol visitante con ese cambio ofensivo y los de Valverde subieron líneas, tratando de amortizar la tesitura. Mas se encontrarían las tablas. La concatenación de pases donostiarra fue culminada por una asistencia de Mikel Merino y el remate a la red de Juamni, con un toque de seda -minuto 62-.

El problema para los vascos, que habían hecho más merecimientos que el ilustre rival desde el comienzo del enfrentamiento, es que el conjunto catalán gana por inercia. Y sólo dos minutos después Jordi Alba volvía a poner por delante al bloque de la Ciudad Condal. Messi trazó su arquetípica apertura hacia el lateral, que en lugar de devolver el pase buscó el remate. Lanzó un derechazo que se colaría pegado al poste. Inapelable. Un nuevo golpe bajo a la mentalización visitante. Había entrado Busquets y las cosas funcionaban mejor.

Mas el Barça seguía apostado al modelo de sujeto pasivo, que cedía la iniciativa y aguardaba a explotar a la contra, con lo que daba alas a la Real. Esta merma la entendió Valverde, quien quiso más control del centro del campo y la dinámica al inyectar a Coutinho -entró pitado por el público, supliendo a Dembèlè-. Rakitic a punto estuvo de cerrar el reparto de puntos, mas fallaría y los visitantes -sin claridad de ideas en tres cuartos de cancha- morirían de pie. Así las cosas, al club puntero puede cantar el alirón si gana sus próximos dos partidos -contra el Alavés y el Levante-. Su cara industrial y gris le valdría para aumentar su cosecha una vez más.



- Ficha técnica:

2 - Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Rakitic, Arthur (Busquets, min.56), Arturo Vidal (Sergi Roberto, min.89); Dembélé (Coutinho, min.71), Messi y Suárez.

1 - Real Sociedad: Rulli; Zaldua, Elustondo, Llorente (Sandro, min.87), Aihen Muñoz; Zubeldia (Sangalli, min.54), Rubén Pardo, Merino, Oyarzabal; Juanmi (Barrenetxea, min.87) y Willian José.

Goles: 1-0, min.45: Lenglet. 1-1, min.62: Juanmi. 2-1, min.64: Jordi Alba.

Árbitro: González Fuertes (Comité Asturiano). Amonestó a Merino (min.15), por parte de la Real Sociedad.

Incidencias: partido de la 33ª jornada de LaLiga Santander disputado en el Camp Nou ante 75.470 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.