www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Un terrorista en libertad

sábado 02 de agosto de 2008, 00:16h
La excarcelación del terrorista de Eta Ignacio de Juana Chaos no deja indiferente a nadie. Unos pocos, eso sí, celebran su puesta en libertad, e incluso se permiten arremeter contra los que “acosan” al asesino. Tales han sido las palabras de la alcaldesa de Hernani, quien no ha dudado en solidarizarse con el etarra, a la vez que omitía cualquier referencia a sus 25 asesinatos. Tampoco se han oído del consejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azcárraga, otras palabras que no reflejen sino comprensión y aliento, poco menos que dándole la bienvenida a la libertad. Son actitudes minoritarias pero sintomáticas de una sociedad enferma. El resto de la ciudadanía y la clase política decente, como no podía ser de otra manera, sienten una repulsa harto comprensible. El propio ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reconocía que, al haber sido juzgado con otro código penal distinto al vigente, poco se puede hacer.

Algo más, desde luego que sí. De acuerdo que, con la ley en la mano, cualquier reo que cumpla su condena ha de ser puesto en libertad. Es lo suyo en un Estado de Derecho. Pero lo que no es de recibo es que un asesino confeso, que se jacta de sus acciones y que nunca ha mostrado el menor signo de arrepentimiento -antes al contrario, es de los que pedía cava en la cárcel para brindar cada vez que Eta asesinaba a alguien-, vaya a ser vecino de quienes han perdido a seres queridos víctimas de la barbarie terrorista. El verdugo cohabitando junto a sus víctimas. Contra eso sí pueden arbitrarse iniciativas legales, y por ello abogan estos días diversos colectivos sociales y políticos. Quien se regodea de matar a sus semejantes no es digno de vivir en sociedad. Semejante ignominia sólo es comprensible desde la obtusa óptica nacionalista, que le ampara y protege. Lo único cierto es que hay 25 inocentes que no podrán opinar sobre su excarcelación. Son las víctimas de De Juana. Y su memoria merece tanto respeto como desprecio la de su verdugo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios