www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

El día que Mourinho abroncó a Cristiano tras firmar un 'hat-trick'

EL IMPARCIAL
viernes 26 de abril de 2019, 21:58h
Lo ha explicado Adebayor en una entrevista en la que confesó haber estado cerca de suicidarse.

Emmanuel Adebayor, delantero que triunfó en el Arsenal y pasó, entre otros clubes, por Real Madrid y Manchester City, ha concedido una entrevista al diario británico Daily Mail en la que ha revelado algunas anécdotas futbolísticas interesantes, amén de confesar que cuando tenía menos de 20 años se planteó el suicidio por los problemas personales que atravseaba en relación con su familia. El jugador togolés, que renunció a su selección tras sufrir un atentado, se desempeña actualmente en el Estambul Başakşehir y destapó algunos episodios curiosos de su experiencia.

Le fue cuestionada la diferencia entre dos de los entrenadores que ha tenido a lo largo de su carrera deportiva, José Mourinho y Arsene Wenger. "Wenger es todo calma y Mourinho, no. Recuerdo que en un partido con el Arsenal llegamos al descanso perdiendo 1-2 y estábamos jugando muy mal. (Thierry) Henry estaba como loco y Wenger entró al vestuario y nos pidió calma. Dijo que teníamos el 65% de la posesión y que habíamos conseguido 25 disparos. '¿Y eso es lo que importa? ¡Vamos perdiendo!', respondió Henry. Esa es la gran diferencia entre los dos", argumentó.

Y prosiguió en su relato de esta manera: "Recuerdo un partido con el Real Madrid en el que íbamos ganando 3-0 al descanso y Mourinho entró furioso. Se puso a dar patadas a neveras, a la televisión y tiró el agua. Nos criticó a todos. Recuerdo que a Cristiano (Ronaldo) casi lo mató después de hacer un hat-trick. 'Todo la gente dice que eres el mejor del mundo, así que demuéstralo. Estás jugando mal', le reprochó Mourinho". Todo un ejemplo esclarecedor de la distancia entre el preparador luso y el francés.

Ese partido es, con total seguridad, correspondente a la temporada que el togolés pasó por Chamartín y bien podría tratarse del 7-0 que los merengues le endosaron al Málaga. Con ese marcador, según Adebayor, Mourinho "llegó al vestuario y se volvió loco. Se pasó de la raya con nosotros". Estaba el portugués en pleno proceso de la recuperación de la ambición y competitividad de un aristócrata que se había acostumbrado a languidecer en Liga y a ser eliminado en octavos en la Liga de Campeones.

Además, en esa charla, el delantero le cuenta al Daily Mail que en sus inicios "todo lo que quería hacer era ayudar a mi familia, pero me presionaron mucho. No podía soportarlo. Cuando una familia es pobre, todos son pobres y hay mucha solidaridad pero cuando alguien consigue algo es como si les debieras algo a todos". "En Metz me pagaban unas 3000 libras al mes (3.500 euros) y mi familia me pidió una casa que costaba medio millón. Además, el club estaba cansado de mí por mi comportamiento. Una noche me senté en mi cama y pensé: '¿Qué estoy haciendo aquí? Nadie está contento conmigo, así que, ¿para que seguir viviendo?", admitió.

"Había una farmacia debajo de mi apartamento. Pedí bastantes paquetes de pastillas. Tantos que no querían vendérmelos, pero les dije que era para una obra benéfica en Togo. Lo preparé todo. Estaba listo, pero llamé a mi mejor amigo a media noche. Me tranquilizó. Me dijo que tenía cosas por las que vivir. 'Tienes el potencial para cambiar África', me dijo. En ese momento consiguió quitarme la idea. Pensé que Dios debía estar guardando algo bueno para mí", relató.

Y recordó el salto que supuso aterrizar en el Arsenal. "Cuando tenía 21 años me llamó Arsene Wenger por primera vez. Ya jugaba en el Mónaco, pero estaba de vacaciones en Togo jugando al fútbol en la calle. Un amigo cogió mi móvil y me dijo que era Wenger quien llamaba. Le dije "no seas bobo y cuelga". Volvió a llamar, lo cogí y ¡era él! Le dije: '¿Tú estás interesado? Yo todavía más. Estaré allí mañana'. Me pidió calma. Dos días después, estaba todo hecho", desgranó.

"Wenger me preguntó si tenía alguna condición. Todo lo que le pedí fue el dorsal 25 de Nwankwo Kanu y su taquilla. Era mi ídolo. Wenger me lo concedió". Eso sí, no se escondió a la hora de criticar al Arsenal a la hora de "no hacer nada" para reterner a Cesc Fábregas o a Ronin Van Persie. Incluso él mismo se fue al City porque Wenger le dejo claro que "si me quedaba no iba a jugar". Y abordó, también, el asunto del racismo en el Reino Unido.

Narró que "cuando celebré un gol (con el City y ante el Arsenal), la FA (federación inglesa de fútbol) me multó. Me castigaron a mí pero a los aficionados del Arsenal no les pasó nada. El racismo empezó bastante antes de mi llegada. ¿Y ahora trata la FA de parar el racismo? Lo siento, esto no funciona así. Ahora ya es tarde. Estamos cansados, ha sido suficiente. He visto a Balotelli y a Drogba en Instagram. ¿Cuántos post son necesarios? Tenemos que reaccionar dejando el campo si hace falta". "Recuerdo llegar al estadio y allí estaban los aficionados del Arsenal. Todo lo que oí fue el cántico 'tu madre es una zorra y tu padre lava elefantes'. Mi padre trabajó en intercambio de divisas y mi madre es una mujer de negocios. Pero esto fue a más. ¿Cómo podía contestarles? Mi voz no podía contra la de miles de aficionados", denunció. "Para entenderme de verdad, tendríamos que ir todos a Togo", zanjó.

Ver esta publicación en Instagram

SEA, spent some very good months here in Istanbul. I couldn't ask for a better welcome and treatment from the Turkish population. I am very excited to announce that we will be extending our journey together. Special thanks to everyone that is part of the @ibfk2014 for putting trust in me. Looking forward to making history together in the next 3 years🇹🇬🤝🇹🇷🙏🏾⚽️ 🖋📑 🔹 J'ai passé de bons moments ici à Istanbul. Je ne pourrais pas demander un meilleur accueil ou traitement de la part du peuple Turc. Je suis heureux d'annoncer l'extension de notre trajet ensemble. Un remerciement spécial à tous les membres du @ibfk2014 et à tous les fans pour la confiance. J'ai hâte de découvrir l'histoire que nous écrirons ensemble pendant les 3 prochaines années 🇹🇬🤝🇹🇷🙏🏾⚽️ 🖋📑 #GodFirst #KeepMoving #HardWork #Dedication #OneGame #OneLove #LifesGood

Una publicación compartida de The Real Adebayor (@e_adebayor) el

Por último, trató el tiroteo que sufrió el autobús de la selección togolesa ("Durante 42 minutos solo escuchamos disparos. Por todos lados. Solo escuchaba a mis amigos gritar pero no podía moverme o hacer nada. Como capitán, les dije a todos que llamaran a su familia. Yo llamé a mi mujer. Estaba embarazada y le dije los nombres que quería para mi hijo si era niño o niña"), sus riñas con Van Persie, Bendtner y con las instancias superiores del Arsenal.

Y expuso que "Rio Ferdinand insultaba a todos en el campo. Era un psicópata pero Vidic era el más duro. Podría parar a un delantero con un dedo. Iba corriendo hacia ti, te pedía perdon, te pegaba una patada y te volvía a pedir perdon. Cuando gritaba le salía saliva de la boca". Para despedirse agregando que, en el Real Madrid, "cuando Cristiano entrenaba con nosotros parecía que entrenaba con niños. Pases con la espalda, controles con el cuello. Una vez mantuvo el balón cinco segundos con un solo toque. No se como lo hizo. En el gimnasio (Sergio) Ramos y yo éramos los más fuertes pero cuando llegaba Cristiano decía: '¿Pensáis que eso ha sido duro?'. Si nosotros hacíamos cinco repeticiones, él hacía treinta". Ahora, con 35 años, se muestra feliz en Turquía.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios