www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRABAJO

Alta dirección, autónomos y trabajadores de cooperativas se libran del registro horario

Alta dirección, autónomos y trabajadores de cooperativas se libran del registro horario
Ampliar
(Foto: Efe)
lunes 13 de mayo de 2019, 10:51h

Este lunes entra en vigor el registro de la jornada laboral que obliga a todas las empresas a anotar las horas de trabajo de sus empleados. La medida afecta también a las pymes y a los autónomos con asalariados.

Según el Ministerio de Trabajo, el personal de alta dirección de las empresas queda expresamente exento de la obligación de registro, de la misma forma que también deja fuera las relaciones laborales de carácter especial, como son los empleados en el hogar, deportistas profesionales, artistas en espectáculos públicos, penados en las instituciones penitenciarias, trabajadores con discapacidad de centros especiales de empleo o abogados en despachos de abogados individuales o colectivos, entre otros muchos.

Así, los colectivos de entre los mencionados que no tengan establecida la obligación del registro horario en su normativa específica quedarán fuera del ámbito de aplicación del Decreto Ley 7/2019, de 8 de marzo. El registro es de aplicación a todos los trabajadores por cuenta ajena, empleados por personas físicas o jurídicas (empresas), por lo que quedan fuera los socios trabajadores de cooperativas, cuya relación es societaria, y los autónomos.

No hay excepciones para ninguna categoría o grupo profesional, sector de actividad o tamaño de la empresa.

El registro de jornada es también obligatorio para los trabajadores que, "no siendo estrictamente alta dirección (mandos intermedios, cargos de confianza o especiales responsabilidades)", tienen pactado un régimen de libre disponibilidad.

"Bajo la premisa de que, tras estas modalidades no se ocultan situaciones de abuso", la jornada tendrá que registrarse aunque se dé por válido que la retribución obtenida por el trabajador en virtud de su disponibilidad horaria ya compensa una mayor exigencia de tiempo de trabajo. No obstante, Trabajo ve recomendable que quede constancia de esta modalidad de plena disposición horaria mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa para evitar situaciones desproporcionadas.

En relación con las fórmulas de flexibilidad del tiempo de trabajo y de distribución irregular de la jornada, incluido teletrabajo y horario flexibles, la guía del Ministerio dice que el registro horario "ni obsta su operatividad ni constituye impedimento alguno a su continuidad o ampliación". Para estos casos señala que el registro de jornada sigue siendo exigible, pero que a efectos de control deberá contabilizarse el tiempo de trabajo efectivo en secuencias temporales superiores al día, de forma que si el registro horario computa excesos de jornada no se interpretarán como horas extra si en cómputo mensual (u otro período de referencia) se cumple con la jornada.

En el caso del teletrabajo apunta que existen "fórmulas asequibles" a través de registros telemáticos que aseguran el registro de jornada, que incluyen especificidades o flexibilidad para su cómputo.

Controlar la jornada laboral

El BOE publica esta reforma que persigue controlar la jornada laboral legal o convencionalmente establecida, que "incide de manera sustancial en la precarización del mercado de trabajo, al afectar a dos elementos esenciales de la relación laboral, el tiempo de trabajo, con relevante influencia en la vida personal de la persona trabajadora al dificultar la conciliación familiar, y el salario; y también incide en las cotizaciones de Seguridad Social, mermadas al no cotizarse por el salario que correspondería a la jornada realizada".

Durante 2018, un 35 por ciento del total de las denuncias por incumplimientos empresariales en materia de relaciones laborales recibidas por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social se referían al tiempo de trabajo.

A partir de datos de la Encuesta de Población Activa, cada semana de 2017 se hicieron una media de 5,8 millones de horas extraordinarias a la semana. "Lejos de constituir un hecho puntual, la realización de horas extraordinarias se incrementó en 2018. Así, los datos revelan que, como media, cada semana de 2018 se realizaron 6,4 millones de horas extraordinarias en España".

Guía sobre el registro de la jornada laboral

La norma, aprobada el pasado 8 de marzo, ha permitido a las empresas disponer de dos meses para proceder al registro, que es de obligado cumplimiento para todas las empresas sin excepción.

A partir de la fecha de entrada en vigor de esta medida - este lunes -, la empresa deberá tener organizado el sistema de registro horario para su puesta a disposición de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, de los representantes legales de los trabajadores y de los propios trabajadores respecto de su registro personal.

Las empresas deberán haber consensuado con los representantes legales de los trabajadores, mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa, el modelo de registro de jornada. En caso de no alcanzarse un acuerdo, la empresa decidirá la modalidad correspondiente que se considere idónea a los propósitos legales.

En caso de no existir representación legal de los trabajadores, será la empresa quien determine cómo se organizará y documentará el registro de la jornada. No obstante, si la empresa estuviese de acuerdo, se puede crear una comisión ad hoc para negociar el sistema de registro o pactarlo con cada trabajador en su contrato de trabajo.

De forma excepcional, de no disponerse de modelo ya acordado, la ITSS requerirá que la empresa acredite que se están llevando a cabo las negociaciones pertinentes para cumplir, de la manera más inmediata posible, con la obligación de registro diario de jornada exigida por la norma.

El modelo de registro pactado deberá ofrecer fiabilidad y acreditar que no pueda ser manipulable, ni modificable a posteriori, con el fin de evitar fraudes, abusos o simples incorrecciones.

El sistema deberá acreditar la hora de comienzo y finalización de la jornada de los trabajadores, aunque en el caso de elementos configurativos internos (pausa, descansos, otros), será necesario dejar constancia de su existencia para considerar que no todo cuanto se encuentra entre inicio y finalización corresponde de manera automática con tiempo de trabajo efectivo.

No está previsto expresamente en la norma el desarrollo reglamentario relativo al registro horario con carácter general. En cuanto a las jornadas especiales de trabajo, que existen en distintos sectores y actividades con especialidades en tiempo de trabajo y descansos, el Real Decreto 1561/1995, de 21 de septiembre, sobre jornadas especiales de trabajo, debe considerarse norma especial aplicable también en relación con el registro de jornada, en tanto que en el mismo se contemplan singularidades capaces de afectar a esta nueva obligación formal.

Estos registros deberán conservarse durante cuatro años. No tenerlos será motivo de sanción grave con multa de entre 626 y 6.250 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(2)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.