www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

REFUGIADOS

Los refugiados sirios sufren explotación laboral en Turquía

Los refugiados sirios sufren explotación laboral en Turquía
Ampliar
jueves 27 de junio de 2019, 09:45h

Los refugiados sirios han ido dejando historias de vida por el camino como consecuencia de la guerra de Siria. Muchas de superación y otras de desesperación.

Shakar Rudani es uno de los refugiados sirios que se ha trasladado a uno de los lugares de concentración más grandes de cultivos de avellanas en todo el mundo: el Mar Negro. Llegó en agosto con su familia con la esperanza de ganar algo de dinero. Sin embargo, las condiciones eran peores de lo que podía imaginar.

El trabajo de los refugiados sirios en estos campos es duro y peligroso. Teniendo en cuenta que se trata de un terreno de pendientes muy empinadas, toda la familia se ha visto obligada a atarse con cuerdas para evitar una caída mortal.

Por si fuera poco, a estas condiciones se le suma un sueldo de 10 dólares diarios, menos de la mitad del dinero que se les prometió al llegar.

Las plantaciones de avellanas explotan a los refugiados sirios

Tan solo un 30% de todas las avellanas del mundo provienen de fuera de Turquía, por lo que el país tiene un gran producto que explotar. Tanto es así que existen más de 600.000 plantaciones destinadas a ello.

Sin embargo, los consumidores de este alimento no saben que los refugiados sirios son quienes están detrás de su cultivo. Y menos, con unas condiciones extremas, peligrosas y precarias.

Detrás de las campañas de marketing que patrocinan las marcas de chocolates que utilizan las avellanas, por ejemplo, se encuentra la precariedad laboral y el trabajo infantil de refugiados sirios. De hecho, casi ninguno cuenta con un permiso de trabajo, lo que les excluye de cualquier protección legal.

El Código Laboral de Turquía no tiene vigor en empresas agrícolas que cuenten con menos de 50 trabajadores, por lo que las grandes marcas estarían proporcionando productos que provienen de trabajos mal pagados y explotaciones a los refugiados sirios.

200.000 refugiados sirios se ven implicados

Las avellanas son uno de los cultivos que consigue aportar un 6% a la economía turca, junto con té, algodón o tabaco. Pero teniendo en cuenta que gran parte de la fuerza laboral se encuentra en el sector agrícola, cada vez se necesitan más trabajadores con peores condiciones para salir adelante.

Desde 2011, cerca de 3,4 millones de refugiados sirios han llegado a Turquía. Y dado que el sector agrícola no solicita permisos de trabajo, muchos de ellos han visto en la agricultura su única oportunidad.

La cosecha de las avellanas está repartida en dos trabajos: uno se centra en la recolecta, mientras que el otro se encarga de transportar. Aquellos que recolectan las avellanas y lo meten en bolsas, les dan el suministro a los transportadores, que son quienes se juegan la vida. Suben y bajan las bolsas de más de 50 kg. por montañas empinadas y peligrosas para meterlas en camiones.

Las jornadas de trabajo, asimismo, superan las 12 horas sin ningún día libre. Por eso es importante tener claro a qué ONG donar para poder ayudar a quién realmente necesita mejores condiciones de vida.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.