www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Carla Guelfenbein: La estación de las mujeres

domingo 21 de julio de 2019, 16:26h
Carla Guelfenbein: La estación de las mujeres

Alfaguara. Barcelona, 2019. 152 páginas. 17,90 €. Libro electrónico: 10,99 €

Por Federico Aguilar

“Siempre escribí. Siempre para mí la escritura fue un lugar al que acudía constantemente, un refugio. Desde los nueve años más o menos empecé a escribir y a leer mucho también. Eso es algo que se lo debo a mi madre, ella es una profesora de Filosofía de la universidad y de ella aprendí a leer, ella guiaba mis lecturas, yo creo que eso me hizo una gran lectora”, ha revelado la escritora chilena Carla Guelfenbein (1959), de raíces ruso-judías, que se exilió con su familia a Inglaterra en 1976, a consecuencia del golpe militar orquestado en Chile por el general Pinochet, cuya policía detuvo a su madre y durante varias semanas entró a formar parte de la inmensa lista de desaparecidos.

Tras esa afición a la lectura y la escritura de Carla Guelfenbein, que regresó a su país en 1987, publicó su primera novela, El revés de la trama, en 2003, a la que siguieron La mujer de mi vida; El resto es silencio; Nadar desnudas; Contigo en la distancia -que se alzó con el Premio Alfaguara de Novela 2015) y Llévame al cielo. A ellas se suma ahora La estación de las mujeres, recién aparecida en España.

La estación de las mujeres es una singular narración, organizada en torno varios textos breves, que se centran en diferentes personajes femeninos -el título de cada texto es el de su protagonista y se van alternando-, bien distintos entre sí y que se encuentran en diferentes momentos de su vida, por una u otra razón decisivos y que parecen arrastrarles a tomar una decisión más o menos drástica. Así, Margarita que sospecha que su marido tiene un affaire con una de sus alumnas, algo que la inquieta, pero, por otro lado, supondría una suerte de liberación para romper una relación en horas bajas; Doris, albacea y enamorada de la poeta chilena Gabriela Mistral, que vive una noche loca, regada por el sexo y el alcohol, con una amiga de la infancia; Juliana, una peculiar pastelera octogenaria que busca el rastro de una mujer que la influyó poderosamente en su vida, y Elizabeth, hastiada de una existencia privilegiada en Nueva York, donde convergerán finalmente las tramas.

Entremezclando personajes reales, como Doris Dana, y ficticios, cruzando pasado y presente, Carla Guelfenbein continúa su exploración en el universo femenino, en qué significa ser mujer, en sus vivencias del amor, el sexo y la libertad. Universo que domina la producción de la autora chilena en historias con los sentimientos a flor de piel. Literatura que nos muestra la sensibilidad femenina, pero, sin duda, ni muchos menos exclusivamente para mujeres.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios