www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Y DIGO YO

Ni avances ni alternativas, nuevas elecciones

martes 13 de agosto de 2019, 20:06h

Leo por muchos sitios que el presidente del Gobierno todavía en funciones sigue de campaña, aunque se marche unos días de vacaciones, y tiene a todos sus ministros prometiendo cosas y a los ‘doberman’ de siempre atizando a la oposición. Deduzco de esta afirmación que tiene pensado ir a unas elecciones. Si es así y no se lo ha avisado al resto de contrincantes, ¿está haciendo trampas Pedro Sánchez?

El aún jefe del Ejecutivo se está reuniendo con un buen número de asociaciones para hacer creer al personal que se está ‘moviendo’, que tiene interés por volver a presentarse a la investidura y conseguir el apoyo de una mayoría importante del Congreso, que no se ha ido de vacaciones hasta ahora y que se ha estado ‘currando’ la reelección. Lo cierto es que ni los sindicatos ni todas esas asociaciones va a votar cuando toque hacerlo. Sí lo hará Podemos, que todavía espera que le llamen para concertar una cita.

Quizá la estrategia es la misma que la vez pasada. Quizá el plan es volver a brindar a todos los españoles el triste espectáculo con el que nos deleitó Sánchez en su rifi-rafe con Iglesias. Quizá tendremos que volver a ver una negociación en directo, con propuestas en tiempo real y, por supuesto, sin tiempo para valorar nada en el último minuto. Quizá el truco es volver a hacernos creer a todos que de verdad tiene interés por formar un Gobierno cuando lo que de verdad ansía es que un nuevo paso por las urnas termine de desacreditar a Podemos y recolectar en forma de votos el desencanto de la ultra izquierda.

Quiero pensar que en Ferraz o en Moncloa, porque seguro que le han cogido el gusto al complejo de la carretera de La Coruña, ya tienen calculado cuánto va a perder Podemos y cuánto va a ganar el PSOE con unas nuevas elecciones. Los amigos de laSexta daban un aumento de 7 puntos y un descenso en la formación morada de 2. Lo que no terminan de dejar claro es si gobernaría.

Tampoco matizan si estos resultados serían con Pedro Sánchez repitiendo como candidato o con algún avatar alternativo del estilo de Emiliano García-Page o José Borrell. La opción del castellano-manchego coge fuerza como hombre moderado que sí haría posible un entendimiento con Podemos, pero también es cierto que parece más un deseo del centro derecha que una realidad.

Está claro que por el camino la culpa seguirá siendo del PP, de Ciudadanos, de Vox y de todo aquél que no defienda y apoye un súper gobierno progresista encabezado, sólo puede ser él, por Pedro Sánchez. Mientras tanto, España paralizada política y económicamente cuando se deberían estar tomando decisiones ante la evidente desaceleración del crecimiento económico -¿o habría que hablar de nueva crisis?- que se avecina.

En cualquier caso, no parece que se esté avanzando nada respecto a que ante una nueva propuesta de investidura el resultado vaya a ser diferente del logrado el pasado mes de julio. Nada hace pensar que eso será así, por más que toda la izquierda pida que no se repitan elecciones. Ni siquiera que el deseo de la derecha de una repetición electoral haría cambiar que se pusieran de acuerdo PSOE y Podemos.

Siento repetirme y no hemos hablado del factor Cataluña a la vuelta de las vacaciones, pero es que todos los movimientos nos llevan al mismo final: el 10 de noviembre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.