www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA RELIGIOSA

Acoger

Acoger
Ampliar
(Foto: Efe)
domingo 18 de agosto de 2019, 15:46h

Acoger es el verbo que últimamente se está utilizando más en los medios de comunicación. Acoger o no acoger, ese es el dilema que nos plantean sobre el flujo de migrantes a España a través de las pateras que nos llegan desde el norte de África o con la actuación de barcos que recorren el Mediterráneo, intentando salvar las vidas de cientos de personas que huyen de una situación infame para encontrar, tal vez, la muerte en el mar.

Constantemente me llegan videos o informaciones que ponen en solfa la actuación de entidades “humanitarias”. Véase que he puesto “humanitarias” entre comillas porque puede ser que algunas de estas sean un auténtico negocio, una denuncia que también me llega día tras día. Pero a mí poco me importa. Solo sé que miles de personas quieren llegar a un lugar, a un paraíso, que se ha creado en sus mentes y que huyen del hambre, de la explotación y de la esclavitud.

La Iglesia, como no podía ser de otra forma, ha lanzado un mensaje de solidaridad y de ayuda ente la falta de iniciativa de los gobiernos europeos para que las personas que viajan en estos barcos puedan ser llevadas a puerto seguro. Así, por ejemplo, el obispo de Vitoria ha recordado que “todas las personas merecen ser atendidas sin importar la procedencia o las circunstancias” y ha denunciado las críticas situaciones por las que están pasando: “Es inhumano mirar para otro lado”.

Monseñor Elizalde que además es miembro de la Comisión de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española, asegura que “la Iglesia es plenamente consciente de la labor de los voluntarios y profesionales del Open Arms y les agradece la ayuda y el acompañamiento a los inmigrantes y refugiados”.

Los intereses partidistas no pueden estar por encima de las vidas de las personas y me duele profundamente que políticos como Salvini, ministro italiano del interior, intenten sembrar odios para cosechar después votos, una postura que mucho me temo están ya copiando algunos o muchos compatriotas que ven en la llegada de migrantes peligros no superables. Si hay una política que pueda definir y reglamentar debidamente esta llegada, todo será más digerible para aquellos que todavía necesitan el “almax” para sus delicados estómagos sociales.

Creo que el verbo “acoger” no es difícil de conjugar y más fácil que el de “rechazar”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.