www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CONTENIDO PATROCINADO

La Comisión Europea apuesta por las certificaciones de sostenibilidad en el aceite de palma

La Comisión Europea apuesta por las certificaciones de sostenibilidad en el aceite de palma
Ampliar
(Foto: T.K. Naliaka | Wikimedia Commons)
martes 27 de agosto de 2019, 10:22h
La Comisión estudia proponer una serie de leyes que minimicen la deforestación y está trabajando para ofrecer un paquete de medidas con el fin de frenar la tala masiva de bosques en todo el planeta y contribuir a su recuperación.

La creciente importancia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el desarrollo de las políticas Unión Europea y el problema de la “deforestación importada”, en el que la Comisión Europea lleva trabajando años, han llevado al Ejecutivo comunitario a aprobar una comunicación cuyo fin se centra en incrementar las acciones de la UE para proteger y restaurar los bosques mundiales. En este sentido Bruselas tiene como uno de sus targets primordiales agilizar la agenda medioambiental para contribuir a la lucha contra la deforestación.

Por su parte, la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible apoya las medidas propuestas por la Comisión Europea, ya que consideran que la clave consiste en que se incremente el porcentaje de aceite de palma sostenible que se importa, con el objetivo de llegar al 100% cifra que en la actualidad en Europa está en torno al 74%.

Ante el grave problema de la deforestación a nivel mundial, Bruselas ha reaccionado y busca soluciones viables, aunque es consciente de que su campo de acción es limitado. El problema reside en que la gran mayoría de los bosques se encuentran fuera de su territorio, pero cabe la posibilidad de utilizar diversas herramientas comerciales para disuadir a otros países de seguir deforestando los bosques y selvas.

Los datos son alarmantes. Sin ir más lejos, 1,3 millones de kilómetros cuadrados de bosques se han perdido cada hora entre el año 1990 y 2015, según el Banco Mundial.

El planeta está en el punto de mira y llegados a este límite resulta necesario adoptar medidas para preservarlo. De momento, la Unión Europea está estudiando la política comunitaria medioambiental, aunque aún quedan muchos aspectos por definir.

Los objetivos están claros y las medidas a adoptar se están estudiando para que los consumidores sean conscientes de la gravedad del problema y se conciencien de que sus hábitos de compra pueden contribuir considerablemente sobre la repercusión de la deforestación. Por ello, resulta de vital relevancia estar informados sobre lo que compramos y concienciar al público de la importancia que tiene adquirir productos que no repercutan sobre la deforestación.

RSPO, el principal certificado utilizado para el aceite de palma sostenible en alimentación en Europa

Con la reciente comunicación de la Comisión Europea se está poniendo en valor las certificaciones de sostenibilidad ahora y en un futuro como es el caso de la Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible (RSPO). Se trata de promocionar los estándares de productos libres de deforestación y la evaluación de los mismos.

La RSPO es actualmente el organismo más importante que desarrolla y promueve estándares globales para el aceite de palma sostenible, incluyendo a todos los implicados en la cadena de producción (productores, comerciantes, distribuidores, fabricantes, inversores y organizaciones no gubernamentales). Ha desarrollado un conjunto de criterios ambientales y sociales que las empresas deben cumplir para producir aceite de palma sostenible certificado (CSPO) y ayudar así a minimizar el impacto negativo del cultivo de aceite de palma.

Los criterios e iniciativas de RSPO están en continuo progreso, mejora y adaptación y su repercusión tiene carácter mundial al incluir agentes sociales internacionales

Desde la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible destacan el papel de RSPO, ya que de todas las materias primas, el aceite de palma es la que tiene el sistema de certificación más desarrollado y el de mayor alcance.

Las prioridadesy acciones de la Comisión Europea en pro de la sostenibilidad

Con la imposición de restricciones anunciadas en esta última comunicación, el Ejecutivo europeo confía en que el mercado se autorregulará para excluir aquellos productos que no sean sostenibles. Dentro de su nueva política de deforestación, la Comisión Europea ha propuesto la adopción de una serie de medidas para poder hacer un uso sobre sostenible de las mismas, reducir los gases de efecto invernadero y frenar la deforestación.

Las cinco prioridades que establece la Comisión se centran en los siguientes aspectos:

  1. Reducir el consumo en Europa de tierra desforestada y alentar el consumo de productos procedentes de cadenas de suministro comprometidas con la no deforestación.

  2. Trabajar junto con los países productores para reducir la presión sobre los bosques.

  3. Reforzar la cooperación internacional para detener la deforestación y la degradación forestal, impulsar la restauración forestal.

  4. Reorientar la financiación para apoyar prácticas de uso de tierra más sostenibles.

  5. Mejorar la información sobre bosques y cadenas de suministro, apoyar la investigación y la innovación.

La Comisión no está proponiendo medidas coercitivas de entrada sino que está construyendo sobre lo existente otorgando un impulso a su estrategia de lucha contra la deforestación contando con los agentes sociales y los países productores. Para ello se planea llevar a cabo las siguientes acciones clave:

  1. Reducir la huella de consumo de tierra de la UE y favorecer el consumo de productos de cadenas de suministro libres de deforestación.

  2. Trabajar con países productores.

  3. Reforzar la cooperación internacional.

  4. Redirigir la financiación para apoyar más las prácticas de uso de la tierra sostenibles.

  5. Apoyar una mejor disponibilidad y calidad de acceso a la información sobre bosques y cadenas de suministro.

Esta comunicación debe considerarse como un posicionamiento político de la Comisión sobre el asunto, del que posteriormente se derivarán iniciativas que podrán ser tanto legislativas como no. Hay que destacar que este anuncio se haya aprobado ahora en julio y no se haya esperado al mes de noviembre, cuando la nueva Comisión Europea empezará a ejercer sus funciones, lo que debe traducirse en un asunto político de especial significado y como un mandato para que la nueva Comisión lo desarrolle.

Con estas medidas la Comisión pretende contribuir activamente a salvaguardar el futuro del planeta y aplicar soluciones viables con resultados visibles con el fin primordial de poner freno a la creciente amenaza de la deforestación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.