www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TENIS

US Open. Federer resplandece y Serena Williams no frena

US Open. Federer resplandece y Serena Williams no frena
Ampliar
domingo 01 de septiembre de 2019, 23:27h
Además, Osaka eliminó a Gauff en uno de los momentos más emotivos del torneo.

Roger Federer superó este domingo al belga David Goffin en un rápido encuentro de octavos de final del Abierto de EE.UU., que el suizo zanjó en poco más de cien minutos por 6-2, 6-2 y 6-0. Después de las dudas de sus dos primeros partidos, contra Sumit Nagal y Damir Dzumhur, en los que perdió un set en cada uno de ellos, y la reacción que tuvo después frente a Dani Evans, Federer apretó de nuevo el acelerador para arrollar a Goffin, al que ha ganado ya en nueve de sus diez encuentros.

El duelo se disputó en la pista Arthur Ashe de Flushing Meadows, cuyo público asistió a una gran exhibición del tenista de Basilea, ante un rival poco afortunado al servicio, que sólo fue capaz de meter un 50 por ciento de sus primeros servicios. El segundo saque tampoco le fue útil al belga, ya que únicamente fue capaz de ganar un 27 por ciento de los puntos en los que tuvo que recurrir a él.

Federer castigaba a Goffin con su potente derecha, con certeras voleas y un buen primer saque consistente, en un partido en el que el belga pareció andar escaso de energía tras la intensa batalla que libró contra el español Pablo Carreño el pasado viernes en tercera ronda. Goffin se fue desinflado con rapidez, y Federer se hizo amo y señor del encuentro, ganando los últimos nueve juegos consecutivos, de forma arrolladora.

"David no ha tenido su mejor día, lo ha pasado mal", dijo Federer minutos después del final del partido. "No ha jugado como otras veces", añadió. "Me siento mal apaleando así a un buen amigo como David", agregó el suizo, campeón del Abierto de EEUU en cinco ocasiones, y que es el segundo jugador, junto con el estadounidense André Agassi, que mayor número de cuartos de final ha alcanzado en este torneo, con un total de 13. En esa ronda, el suizo se verá las caras con el ganador del partido entre el búlgaro Grigor Dimitrov y el australiano de origen español Alex de Miñaur.

Además, la estadounidense Serena Williams avanzó este domingo a los cuartos de final del US Open, un torneo que ha ganado en seis ocasiones, tras derrotar a la croata Petra Martic, número 22 del mundo, por 6-3 y 6-4 en una hora y media. En otro encuentro sin sorpresas en el estadio Arthur Ashe, Williams, la número ocho del mundo, llegaba a su cuarto de final número 52 en una competición destacada y marcaba su victoria número 99 en Flushing Meadows.

La estadounidense confirmaba además su buen momento al apuntarse el tercer partido en este Abierto de EE.UU. en el que no ha cedido ni un solo set a sus contrincantes. Sólo su joven compatriota, Catherine McNally, de 17 años, le arrebató la primera manga en la segunda ronda, en la que Williams cometió un elevado número de errores no forzados. Martic, que competía por primera vez en los octavos de final en Flushing Meadows, sucumbió en la primera manga en 43 minutos, pero aguantó algo más en la segunda al cometer solo 7 errores no forzados.

El único imprevisto del encuentro fue una caída de la estadounidense durante el quinto juego del segundo set tras torcerse el tobillo en una de las subidas a red, tras la que tuvo que recibir asistencia médica durante el descanso. "Me lo torcí, no sé porqué. Me ha afectado un poco mentalmente porque he tenido un año duro con las lesiones", admitió la estadounidense después del partido en una entrevista sobre la pista. Williams se enfrentará en la siguiente fase con la china Qiang Wang, que este domingo eliminó a la número dos del mundo, la australiana Ashleigh Barty.

Por último, la japonesa Naomi Osaka, con apenas 21 años, confirmó que no sólo es la número uno del mundo por su tenis sino también por su educación, maneras, y respeto hacia rival como hizo ante la adolescente sensación, Coco Gauff, a la que ganó en la tercera ronda por 6-3 y 6-0, en una hora y cinco minutos. Osaka, que defiende el título de campeona, en la pista central Arthur Ashe, con las gradas llenas de espectadores, dio toda una lección de buen tenis a la joven sensación estadounidense de apenas 15 años, a la que antes del partido le "reconoció" todo el mérito de lo alcanzado a su edad, y al concluirlo fue también el ejemplo perfecto de deportividad, compañerismo, y humanidad.

Nunca antes se había visto en una pista de tenis como una adolescente de 15 años, invadida por la emoción de la derrota, rompió en lágrimas, y toda una campeona, se olvidó de la gloria del triunfo para irse a su lado, y no sólo consolarle sino también conseguir que la acompañase para que ambos hiciesen las declaraciones juntas a pie de pista. A partir de ese momento, lo que había sucedido en el partido quedó en un segundo plano, y todos los aficionados neoyorquinos que presenciaron el partido se cargaron de emociones al ver como Osaka le hacía ver a la llorosa Gauff que la derrota no tenía importancia, que ya había sido una triunfadora con el hecho de haber disputado el partido y la manera como compitió.

"Has triunfado, no te dejes llevar por las emociones, vénte conmigo y demos las dos juntas las declaraciones", le alentó Osaka a Gauff, que entendió que todo lo que le decía la número uno del mundo era algo completamente sincero, verdadero, que sentía lo de la invitación. "Le dije que no, porque sabía que iba a llorar todo el tiempo, pero ella me animó a hacerlo", admitió Gauff a la comentarista Mary Joe Fernández en la cancha. "Ella fue increíble, voy a aprender mucho de este partido".

Gauff dijo sentirse triste porque no pudo dar más en el campo, pero a la vez reconoció que Osaka había sido muy superior. "Ella ha sido tan dulce conmigo, así que gracias por esto", declaró Gauff, dirigiéndose a Osaka. "No quiero que la gente piense que estoy tratando de quitarle este momento, porque realmente se lo merece. Así que gracias", agregó, antes de compartir un abrazo con el número uno del mundo. Fue la primera vez que el joven de 15 años compitió en el Abierto de Estados Unidos, en el cuadro principal con un comodín después de una carrera de cuarta ronda en Wimbledon, donde la rumana Simona Halep, un mundo completamente aparte a Osaka, la eliminó.

Osaka explicó que le pidió a Gauff que se uniera a ella en la cancha para darle al estadounidense la oportunidad de dirigirse a los aficionados y la familia que la apoyaron durante un verano en la que se convirtió en la gran revelación en el Tour de la WTA. Luego se dirigió a las gradas donde estaba el equipo y los familiares de Gauff y les reconoció el gran trabajo que habían hecho con la joven adolescente. "Solo quiero decir que si todavía están aquí, ustedes criaron a una jugadora increíble", comentó Osaka, luchando contra las lágrimas. "Recuerdo que solía verlos entrenar en el mismo lugar que nosotros, y para mí, el hecho de que las dos lo hayamos logrado y todavía sigamos trabajando tan duro como podemos, es increíble".

Ambas tenistas tienen su residencia en Florida y han entrenado juntas. "Creo que ustedes son increíbles", alabó Osaka al equipo de trabajo de Gauff. "Coco, creo que tú también eres increíble". Pero como admitió Gauff, Osaka fue siempre superior durante todo el partido y las estadísticas no dejaron ninguna duda, ni tampoco le quedó a la joven revelación. "Creo que ella jugó increíble", destacó Gauff de Osaka. "Tuvo muchos más golpes ganadores que yo, y fue difícil tomar el control de los intercambios de golpes, pero aprenderé mucho del partido".

Gauff dijo que le conmovió la preocupación y la empatía que Osaka le mostró. "Después del partido, creo que nos demostró a todos que es una verdadera atleta", declaró Gauff en rueda de prensa posterior al partido. "Para mí, la definición de atleta es alguien que en la cancha te trata como si fueras su peor enemiga, pero fuera de la cancha puede ser tu mejor amiga. Creo que eso fue lo que hizo esta noche". Ese mismo sentimiento fue el que se llegaron de Flushing Meadows los miles de aficionados que presenciaron el partido entre Osaka y Gauff, que no pasará a la historia por el nivel del tenis que se jugó, pero si por ser el mejor ejemplo de como se debe comportar un deportista antes, durante y después de un encuentro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.