www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CASO ANA JULIA

Ana Julia Quezada, culpable de asesinar con alevosía a Gabriel

Fotograma del juicio.
Ampliar
Fotograma del juicio.
jueves 19 de septiembre de 2019, 20:07h
Se ajusta al relato de la fiscal, que pide prisión permanente revisable para ella.

El jurado popular que juzga a Ana Julia Quezada, autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz, ha considerado probado que la acusada mató al pequeño de forma intencionada y súbita, lo que se ajusta al relato de la fiscal Elena María Fernández, que pide prisión permanente revisable para ella por un delito de asesinato por alevosía.

Además, el jurado popular también ha encontrado probado que Quezada ocultó el cadáver de Gabriel Cruz y realizó diversas acciones (como colocar una camiseta cerca de la casa del padre) tendentes a hacer imposible que el niño fuese encontrado. Tanto este como el hecho de que la víctima sea un menor de 16 años, son dos de los supuestos que contempla el Código Penal para la aplicación de la prisión permanente revisable.

Por otro lado, el jurado ha encontrado culpable a Quezada de producir lesiones psicológicas a los padres de Gabriel, Ángel Cruz y Patricia Ramírez, por los que la Fiscalía solicita penas individuales de 5 años de cárcel.

También han encontrado culpable a la acusada de un delito contra la integridad moral de Cruz y Ramírez, por "vilipendiar, humillar y vejar" a ambos de forma deliberada.

De esta forma el jurado popular ha encontrado culpable a Quezada en cino de los cinco delitos que pesaban sobre ella: uno de asesinato, dos de lesiones psíquicas y dos contra la integridad moral. Con el veredicto bajo el brazo ahora le toca a la magistrada Alejandra Dodero decidir la pena a la que condena a Quezada. De ser condenada a prisión permanente revisable, Quezada se convertirá en la primera mujer que cumpla esta pena, pues, hasta ahora, los 10 condenados son hombres.

Gabriel Cruz, de ocho años, murió el 27 de febrero de 2018, en una finca de campo de la provincia de Almería. Quezada, que mantenía una relación sentimental con el padre del menor cuando ocurrieron los hechos, fingió participar activamente en su búsqueda cuando se dio por desaparecido. El cadáver fue encontrado en su automóvil tras doce días de búsqueda, lo que causó un gran despliegue mediático y una gran conmoción en toda España. La acusada reconoció que lo había matado, pero no de manera premeditada, por lo que su defensa pedía 15 años de prisión por delito de homicidio imprudente.

"Se ha hecho justicia"

Tras el fin del juicio, que ya ha quedado visto para sentencia los padres han comparecido ante los medios en el exterior del juzgado. Patricia Ramírez, madre de Gabriel, ha agradecido al jurado su veredicto porque han conseguido "que la bruja no pisara más la calle" y ha pedido a los periodistas que "nunca más vuelvan a hablar de esta mujer" para no dañar la memoria de Gabriel.

El padre de Gabriel, por su parte, se ha mostrado satisfecho porque Quezada "no va a hacer daño a nadie más" y ya no puede seguir haciendo daño. "Los psicópatas tienen que estar encerrados", ha terminado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios