www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Cataluña, posible tumba política de Sánchez

lunes 21 de octubre de 2019, 13:12h

Las algaradas que asolan Cataluña desde el lunes no cesan. El Gobierno no se atreve a enfrentarse, como corresponde a un Estado de Derecho, a las agresiones de los terroristas callejeros, al vandalismo, al pillaje de los independentistas radicales. La Policía se siente atenazada por las órdenes de “proporcionalidad” del Ministerio del Interior y las Fuerzas de Seguridad, además, se quejan con razón de que cuentan con muy pocos efectivos para restablecer el orden público.

Pero Sánchez puede salir trasquilado electoralmente el 10-N por su cobarde inacción. Según las últimas encuestas, el PSOE se estanca o retrocede, mientras el PP multiplica sus escaños. Incluso, en algún sondeo, la suma del centro derecha ya supera a la de los partidos de izquierda. Y eso, sin duda, es fruto de los gravísmos altercados que se están produciendo en Cataluña y que la opinión pública atribuye a la nefasta política del Gobierno.

Todavía está a tiempo el Ejecutivo de rectificar. Ninguna policía del mundo permite que los delincuentes campen a sus anchas. Y tampoco los países democráticos mantienen en sus cargos a dirigentes que apoyan públicamente a los vándalos y a presuntos terroristas como los CDR. Si Pedro Sánchez no quiere darse un batacazo el 10-N, debería aplicar la Ley de Seguridad Nacional o el artículo 155 o, al menos, encargar a la Abogacía del Estado que se querelle con Quim Torra por saltarse la ley permanentemente para que, al menos, sea inhabilitado como presidente de la Generalidad. Porque no se trata de un problema de orden público, como dice el ministro Marlaska. Se trata de una sublevación de manual alentada por los dirigentes separatistas. Y si el presidente en funciones no es capaz de frenar la violencia desatada y las burlas a la Constitución del president, Cataluña puede ser su tumba política.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (25)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.