www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SALUD

Bisfenol A: ligado a la diabetes, el cáncer de mama... y ahora a la sensación de dolor

Bisfenol A: ligado a la diabetes, el cáncer de mama... y ahora a la sensación de dolor
Ampliar
(Foto: Efe)
EL IMPARCIAL
miércoles 30 de octubre de 2019, 13:27h

Presente en los envases de plástico, latas, tickets de compra, CDs e, incluso, biberones, el bisfenol A (BPA, por sus siglas en inglés) es una de las sustancias químicas más peligrosas para el organismo. De hecho, en junio de 2017, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) incluía el bisfenol A en la lista de "sustancias altamente preocupantes" ya que define este químico como un disruptor endocrino, es decir, con capacidad para alterar el equilibrio hormonal en humanos.

Se ha demostrado que su presencia puede relacionarse con la diabetes, la obesidad, la infertilidad, el cáncer de mama o de próstata y otras afecciones ligadas a una alteración del sistema hormonal. Una serie de afecciones a las que hay que añadir a partir de hoy el aumento del dolor, pues se ha probado que el BPA también puede alterar la función de neuronas sensoriales.

Investigadores de la Universidad de Alicante (UA) y de la Miguel Hernández (UMH) de Elche han demostrado, por primera vez en un modelo animal, que las neuronas nociceptoras encargadas de transmitir las sensaciones dolorosas se sobrexcitan cuando están en contacto directo con el bisfenol A y permanecen más activas. Así, podría incrementarse la sensación de dolor en las personas.

El hallazgo de estos expertos, publicado en Scientific Reports, supone -según uno de los investigadores- "una llamada de atención para la sociedad" sobre los posibles efectos perjudiciales del BPA en la salud humana.

En este sentido, los autores del estudio recomiendan el principio de precaución: evitar envases de plástico marcados con los números 3, 6 o 7 dentro de un triángulo, pues son los que mayor cantidad de BPA contienen, y no calentar la comida en tappers de plástico, sino de vidrio o cerámica, ya que, con la exposición al calor, el bisfenol A migra al alimento.

En este sentido, tampoco se recomienda rellenar una botella de agua varias veces y que ésta se exponga a temperaturas muy altas, especialmente durante los meses calurosos del año.

Cuanto más altas sean las temperaturas más fácilmente se liberará el bisfenol A y se filtrará en los alimentos

En cuanto a los tickets de la compra, que suelen asimismo contener Bisfenol A, se aconseja no meterlos, por ejemplo, dentro del bolsillo del pantalón porque, con el calor corporal, aumentan las probabilidades de absorber esta sustancia a través de la piel.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios