www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

J. L. Carr: Un mes en el campo

domingo 03 de noviembre de 2019, 21:03h
J. L. Carr: Un mes en el campo

Traducción de José Manuel Benítez Ariza. Tusquets. Barcelona, 2019. 176 páginas. 17,50 €. Libro electrónico: 7,49 €.

Por Soledad Garaizábal

Joseph Lloyd Carr (Inglaterra 1912-1994) no es muy famoso en España, donde el público agradece profundamente la iniciativa de Tusquets de publicar Un mes en el campo, la novela más célebre del autor y la que se descubre como una verdadera obra de arte. Con traducción de José Manuel Benítez Ariza, el libro se disfruta en cada página mientras discurre plácidamente sobre los paisajes ingleses de Oxgodby, entre descripciones medidas, suaves aproximaciones, un trabajo colosal de sencillez narrativa y certeras primeras capas de impresión. Casi todo permanece, al principio, oculto.

El protagonista, Birkin, ha llegado a este pequeño pueblo del norte de Inglaterra para realizar un trabajo; descubrir si existe realmente la pintura medieval que lleva quinientos años tapada tras los muros de la iglesia. Llega guiado por un mapa, envuelto en un abrigo. Todo en su rutina para ese verano que siguió al final de la Primera Guerra Mundial se reduce a ir deshaciéndose de capas, “¿Estás aquí para intentar meterte de nuevo en la piel que tenías antes de que te arrojaran a la trituradora?”.

El lector es consciente de que, por un lado, hay un trabajo real de sacar a la luz imágenes medievales pintadas en un muro, pero, por otro, es el propio Birkin el que se destapa, el que deja al descubierto cicatrices y traumas, el que restablece su espíritu con la ayuda de la apacible vida del campo.

Se instala en el altillo del edificio de piedra, en un camastro cerca del campanario, “por encima de los campos y lejos de la carretera, demasiado lejos para que me llegaran las voces” y pronto siente los beneficios del aislamiento casi total, del silencio, del lento pasar del tiempo sobre la naturaleza, de la austeridad en la que vive, la sinceridad que imprime en sus nuevas relaciones y la satisfacción del deber cumplido. Cada día se encuentra mejor. Se asoma al paisaje pidiendo sosiego y los prados de Oxgodby le devuelven sosiego.

A todos nos viene bien Un mes en el campo. El libro tiene propiedades curativas. En las escenas costumbristas y en las preciosas descripciones la locura del mundo parece remansarse. Resulta beneficioso para la salud aprender con Birkin a practicar asiduamente el ejercicio rutinario de dar un paso atrás para coger distancia y cambiar la perspectiva, detenerse a mitad del trabajo y tomar aliento, observar una y otra vez la imagen completa de lo que se va haciendo visible.

A medida que se descubren en el mural juicios finales e infiernos de “un rojo muy bueno, de hecho, el mejor, sin escatimar gastos, oligisto rojo”, cuando van emergiendo los primeros atisbos de ropaje en el tono “del príncipe de los azules, el ultramarino hecho de limaduras de lapislázuli”, mientras recupera su rostro el Cristo de Oxgodby, y van liberándose cada día “unos cuantos centímetros más de la hirviente cascada de huesos”, van descubriéndose también las superpuestas capas de genialidad con las que Carr ha creado su novela.

El libro, la trama y el juego que encierra, con un diálogo entre dos creadores que utilizan a Birkin de intérprete, resulta emocionante. Todo parece un ejercicio de ir levantando capas. El artista anónimo que pinta infiernos y el maduro escritor del siglo XX se hacen las mismas preguntas, se expresan con lo que tienen a mano y consiguen dar respuesta a la cuestión fundamental de la que deriva toda expresión artística. J. L Carr, maestro de la palabra, pinta sucesivas pinceladas de realidad sobre el lienzo de su mes en el campo y consigue hacer eterno lo que solo duró un verano.

Libro
_
ebook
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.