www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA RELIGIOSA

Así no, Celaá, así no

Así no, Celaá, así no
Ampliar
(Foto: Efe)
domingo 17 de noviembre de 2019, 11:38h

Ya empezamos otra vez, pues la Ministra en funciones de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha cuestionado que” los padres tengan un derecho incuestionable a decidir el tipo de centro que quieren para sus hijos, o que la libertad religiosa les blinde totalmente”. Celaá lo ha hecho en el marco del Congreso de las Escuelas Católicas y no se ha cortado nada pues ha añadido: “De ninguna manera puede decirse que el derecho de los padres y madres a escoger una enseñanza religiosa o a elegir centro educativo podrían ser parte de la libertad de enseñanza, recogida en la Constitución”. Unas palabras que han provocado murmullos de protesta en el Congreso.

Ante estas declaraciones, el Secretario General de la Conferencia Episcopal Española ha salido inmediatamente al paso y ha dicho que “el artículo 27 de la Constitución, leído en sus 10 puntos, es la expresión básica del pacto educativo en España con tres pilares: derecho a la educación, libertad de enseñanza y derecho de los padres. Esperamos que, en el marco del tono cordial de la salutación de la ministra, la exclusión del derecho de los padres haya sido un lapsus. De no ser así, supondría un giro en la política educativa de extraordinaria gravedad para el derecho de los padres y la libertad de enseñanza en una sociedad tan plural que precisa unas bases educativas comunes y un desarrollo conforme a las convicciones de las familias y su iniciativa social, en el espacio público que las Administraciones han de garantizar conforme a la Constitución y los Tratados internacionales firmados por el Estado”.

En el acto de inauguración del Congreso participó también el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, quien aseguró que “la educación para la vida cumple su función a través de tres realidades: la identidad, que ayuda a descubrir la humanidad verdadera; la instrucción, que ayuda a saber responder cómo son las cosas; y la formación, que recoge todos los saberes, y hace preguntarse sobre el sentido de la vida. La educación es cristiana cuando acoge a todo el mundo, cuando prepara para ver que amar a Dios y al prójimo es lo primero. Educar para la vida es la escuela, y en ella el fundamental el maestro”.

Luis Argüello ha utilizado la palabra “lapsus” para aclarar un poco el agua de las poco afortunadas declaraciones. Pero lo que está claro es que el bloque gubernamental que está a punto de dar a luz, ya está tomando posiciones. Y así, no Celaá, así no.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.