www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SUCESOS

Hallan muerto en un quiosco a un vendedor de la ONCE tras 10 días desaparecido

Quisco de la calle Hilarión Eslava en Madrid.
Ampliar
Quisco de la calle Hilarión Eslava en Madrid. (Foto: Google Maps)
viernes 22 de noviembre de 2019, 18:24h

El cadáver de un vendedor de la ONCE, que también era voluntario de Protección Civil, fue hallado la noche del 4 al 5 de noviembre en el interior de un quiosco de venta de esta organización, diez días después de que la familia denunciara la desaparición.

CSIF y CCOO han presentado este viernes una denuncia ante la Inspección de Trabajo contra la delegación de la ONCE en Madrid tras conocer el hallazgo del cadáver, porque acusan a la organización de vulneración de normas y legislación laboral.

Fuentes de la ONCE han asegurado a Efe que no han recibido la citada denuncia y que desde la desaparición del fallecido, también voluntario de Protección Civil, han colaborado con la familia y con la Policía. Por su parte, fuentes policiales han explicado que no ha sido una muerte violenta.

Según un comunicado de prensa de CSIF, el cadáver del vendedor, que responde a las iniciales M.R.G. y tenía 28 años, fue encontrado por el servicio de limpieza de la compañía en la noche del 4 al 5 de noviembre en el interior del punto de venta de la ONCE frente al número 26 de la calle de Hilarión Eslava, en el distrito de Chamberí.

La desaparición de esta persona fue denunciada por su familia el 25 de octubre, por lo que los sindicatos apuntan a que podría llevar diez días fallecido en el interior del quiosco en el que fue hallado.

Al día siguiente del hallazgo del cadáver, los dos sindicatos solicitaron una reunión del comité de Seguridad y Salud para abordar lo sucedido, pero cinco días después, el 11 de noviembre, la empresa les informó de que no se podía celebrar el encuentro “al carecer de información suficiente”.

CSIF y CCOO afirman que el quiosco de Hilarión Eslava donde fue encontrado el cadáver no tenía como titular al fallecido, que figuraba con un único punto de venta en otra calle, en concreto en Santa Engracia 64 (en el mismo distrito).

Sin embargo, el vendedor “oficial” del quiosco de Hilarión Eslava estaba desde mayo trabajando en el punto de venta de Guzmán el Bueno, 139, sustituyendo a su titular, por lo que es probable que el fallecido estuviera vendiendo cupones en el quiosco de Hilarión Eslava.

Fuentes de la organización precisan, no obstante, que es habitual los cambios en los puntos de venta.

Los dos sindicatos piden que la empresa constate oficialmente todos estos extremos, y precise cuándo conoció la desaparición, qué se hizo para localizarle y si se ha abierto un procedimiento para determinar si debería considerarse un accidente de trabajo o si corresponde indemnizar a sus herederos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.