www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

La Cumbre del Clima, una gran oportunidad de futuro

sábado 30 de noviembre de 2019, 18:30h

El cambio climático antropogénico es una realidad incontestable que pocos se atreven ya a negar. Los datos hablan por sí solos. Desde principios del siglo XX la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera terrestre no ha hecho sino aumentar, la temperatura global ha subido casi 1 ºC, las reservas de hielo han caído en picado y el nivel del mar aumenta a un ritmo cada vez mayor.

La Cumbre del Clima, que desde el próximo lunes acoge Madrid, gracias a la eficaz gestión del Gobierno español, es, ante todo, una oportunidad de futuro. Por primera vez en su historia, la humanidad está obligada a unirse por un objetivo común. Todos los actores implicados en la emisión de contaminantes deben alcanzar acuerdos para que la descarbonización del planeta se convierta en la mayor prioridad de la especie humana.

El Acuerdo de París fijó como meta mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de los 2 °C sobre los niveles preindustriales. No obstante, según los científicos, si el ser humano continúa como hasta ahora se superarían los 3 ºC en 2100. Por este motivo, es imprescindible que los países y las empresas alcancen compromisos más ambiciosos para la transformación ecológica, fomentando el uso de energías renovables y medios de transporte limpios, como los vehículos eléctricos. La regulación internacional de los mercados de carbono, es, en este sentido, una prioridad que ha de estar marcada en rojo en la agenda de todos los gobernantes.

Con su declaración de "emergencia climática", el Parlamento Europeo ha sentado un buen precedente que debe servir de ejemplo, sobre todo para aquellos con una mayor cuota de responsabilidad en el problema, como China, Estados Unidos, lndia o Rusia. Pero hay que pasar de la palabra a los hechos. La irresponsable actitud negacionista del presidente estadounidense, Donald Trump, cuyo cargo pende de un hilo por el impeachment, debe ser denunciada con rotundidad y al unísono.

Gracias a los combustibles fósiles el ser humano ha logrado algunas de las proezas más trascendentales de su historia, pero ha llegado el momento de dejarlos atrás. La descarbonización no es una opción, sino una obligación, no solo con el planeta, sino también con nuestra especie. Es tiempo de actuar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.