www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA RELIGIOSA

Tiempo de esperanza y de vigilia

Tiempo de esperanza y de vigilia
Ampliar
(Foto: EFE/ Vincenzo Pinto)
domingo 01 de diciembre de 2019, 11:01h

Este domingo comienza el Adviento, es decir el inicio del año litúrgico. Son los cuatro domingos anteriores a la Navidad y forma una unidad con la Navidad y la Epifanía. El término "Adviento" viene del latín adventus, que significa venida, llegada y su sentido es avivar en los creyentes la espera del Señor. Los cristianos consideramos al Adviento como un tiempo de oración y de reflexión caracterizado por el tiempo de esperanza y de vigilia, de arrepentimiento, de perdón y de alegría.

Arrepentimiento por todo lo que hemos hecho mal; perdón hacia aquellos que creemos que nos han hecho algo y alegría porque llega el Señor que dará su vida por todos nosotros.

Precisamente el Papa visita este domingo la localidad italiana de Greccio con motivo del inicio del Tiempo Litúrgico de Adviento. FRANCISCO acude a Greccio “para rezar en el lugar del primer pesebre que realizó San Francisco de Asís, y para enviar a todo el pueblo creyente una carta para comprender el significado del pesebre”.

El pasado miércoles, durante la Audiencia General el Pontífice nos deseó que“ durante el Adviento la espera del Salvador llene vuestros corazones de esperanza y os encuentre alegres en el servicio a los más necesitados”.

En Greccio tuvo lugar la primera representación del nacimiento de Jesús en Belén durante la noche de Navidad de 1223. Fue el mismo San Francisco de Asís el que pidió que se instalara un pesebre con heno junto con un buey y un asno representando el establo de Belén. Según la tradición, durante la Misa de la Noche de Navidad apareció en la cuna un niño real que el mismo San Francisco tomó en sus brazos. Aquel evento sería el origen de la tradición de instalar el pesebre en las iglesias y casas cristianas durante la Navidad.

Se trata de la segunda ocasión en que el Papa FRANCISCO visita esta localidad con este mismo motivo, ya que en enero de 2016 también se acercó a Greccio para rezar en la gruta donde se instaló el primer pesebre.

Que estos domingos de Adviento nos lleven a la Natividad del Señor. Es un tiempo de “esperanza y alegría”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.