www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GENÉTICA

Investigación científica: logran aumentar un 500 % la esperanza de vida en gusanos

Ejemplar de Caenorhabditis elegans.
Ampliar
Ejemplar de Caenorhabditis elegans. (Foto: WikiMedia Commons)
jueves 09 de enero de 2020, 18:50h

Un equipo de biólogos ha conseguido que el ciclo de vida del nematodo Caenorhabditis elegans pase de uno a cinco meses.

Un grupo de científicos ha identificado dos mecanismos genéticos capaces de aumentar espectacularmente la esperanza de vida en gusanos, que abren la puerta a la mejora de las terapias antienvejecimiento en humanos.

La investigación, a cargo de científicos del Laboratorio Biológico MDI, el Instituto Buck y la Universidad de Nankín, se ha centrado en de dos rutas principales que dirigen el envejecimiento del gusano Caenorhabditis elegans, un nematodo popular en el estudio de esta cuestión porque comparte muchos de sus genes con los humanos y porque su corta vida útil (de solo tres o cuatro semanas) permite a los científicos evaluar rápidamente los efectos de sus intervenciones genéticas y ambientales.

Debido a que estas rutas se encuentran "conservadas", lo que significa que se han transmitido a los humanos a través de la evolución, han sido objeto de una intensa investigación, que ha dado pie al desarrollo de nuevos medicamentos. Este descubrimiento del efecto sinérgico abre la puerta a terapias antienvejecimiento aún más efectivas.

El estudio, que publica la revista Cell, se centra en cómo se regula la longevidad en las mitocondrias, que son los orgánulos de la célula responsable de la homeostasis energética (regulación entre la entrada y salida de energía). Durante la última década, la acumulación de evidencias ha sugerido una relación causal entre la desregulación y el envejecimiento mitocondrial.

Para su experimento, los científicos utilizaron alteraron dos vías de señalización de la insulina (hormona que interviene en el aprovechamiento metabólico de los nutrientes) denominadas ISS y TOR, consiguiendo aumentar hasta un 500% la vida útil de los especímenes de prueba. Es decir, un humano podría vivir hasta 500 años si este mecanismo fuera directamente aplicable al hombre.

No obstante, a pesar de este espectacular resultado, los científicos no han logrado descifrar de qué forma interaccionan estas rutas celulares por lo que serán necesarias investigaciones adicionales. Los responsables del trabajo confían en que este hallazgo abra la puerta a nuevas y más efectivas terapias antienvejecimiento.

Fuente: Jianfeng Lan et al. Translational Regulation of Non-autonomous Mitochondrial Stress Response Promotes Longevity, Cell Reports (2019). DOI: 10.1016/j.celrep.2019.06.078

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios