www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PRECIOS JUSTOS

El campo, en pie de guerra, se manifiesta en Madrid

EL IMPARCIAL/Efe
miércoles 05 de febrero de 2020, 10:51h
Agricultores y ganaderos se concentran en Atocha frente al Ministerio de Agricultura.

El sector agrícola español ha elevado el tono por la crisis que atraviesa y ha mostrado músculo con manifestaciones multitudinarias. Ayer fue Toledo y hoy es Madrid, donde agricultores y ganaderos protagonizan una gran movilización en Atocha frente al Ministerio de Agricultura.

A la manifestación se ha sumado el líder de Vox, Santiago Abascal, que ha recibido muestras de adhesión, pero también protestas por el intento de politizar la movilización.

En declaraciones a los medios, el portavoz de Asaja Madrid, Francisco José García Navarrete, ha pedido unos "precios justos" para el sector agrícola y ha reivindicado que no es compatible que haya costes del siglo XXI y precios de venta "de otro siglo". Exigen los agricultores y ganadores una Ley de Cadena alimentaria "que fije unos precios mínimos" y piden al Gobierno "no ser una moneda de cambio" en la UE.

El Gobierno se ha comprometido a reformar este mismo año la Ley sobre la Cadena alimentaria y que en el borrador de estudio se incluya el debate sobre la práctica de la venta a pérdidas (por debajo de los costes de producción), una de las principales reclamaciones del sector agroalimentario. Así lo puso de manifiesto este martes el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, tras mantener el primer encuentro de la mesa de diálogo agrario con las organizaciones Asaja, COAG y UPA.

Detrás de la indignación que recorre el campo se encuentra la falta de rentabilidad de muchas explotaciones, víctimas de una "tormenta perfecta" que entremezcla los bajos precios, la aprobación de aranceles en Estados Unidos que afectan a productos agroalimentarios españoles y el incremento de los costes de producción, entre otros factores.

La principal queja pasa por los precios, ya que los agricultores denuncian cobrar un valor ínfimo en comparación con el que el consumidor paga en el supermercado, reflejo de los "desequilibrios" de la cadena agroalimentaria. Ocurre con las patatas, que se pagan hasta ocho veces más caras de lo que recibe el agricultor (de 15 céntimos a 1,2 euros el kilo); las naranjas, que multiplican por siete su valor (de 23 céntimos a 1,55 euros); o el pollo, que triplica su precio (de 82 céntimos a 2,82 euros).

La subida de los costes en el campo se ve agravada, según las organizaciones agrarias, por el reciente incremento en 50 euros al mes del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), argumento que no comparten los sindicatos ni tampoco el Gobierno. El presidente de Asaja, en una entrevista en el Canal 24 horas, fue tajante este miércoles: "El SMI tiene repercusión directa en el desempleo".

Los representantes de los agricultores recuerdan que en España la mayor parte de la actividad se desarrolla en explotaciones profesionales donde, incluso en el caso de las más pequeñas, "se necesita mano de obra", aunque sea de forma puntual y estacional a lo largo de las campañas.

El Gobierno mantiene que la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) no es un factor "determinante y fundamental" que explique los problemas del campo, por lo que cree que se ha generado un "falso debate" en torno a ello. Planas reitera que la subida salarial “no tiene nada que ver, ni con la movilización ni con la situación” del sector primario que, a su juicio, son "un problema de precios y márgenes”.

De acuerdo a sus datos, el campo español cuenta con 800.000 empleados, 300.000 de los cuales son autónomos y 500.000 son por cuenta ajena, de los que una “buena parte” de ellos son “fijos o fijos discontinuos”, con convenios “por encima del SMI”. Trabajo, en la rueda de prensa tras el anuncio de los datos del paro, también desvió la atención del efecto del alza del SMI en el campo: "No tenemos evidencia de que se haya producido ralentización en el sector por la subida", dijo el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, que achacó los 15.000 afiliados menos en enero en el sector agrícola a una "pésima cosecha en la aceituna".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios