www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

Euroliga. El 'Chacho' Rodríguez conduce 1.500 kilómetros para volver a España

Euroliga. El 'Chacho' Rodríguez conduce 1.500 kilómetros para volver a España
Ampliar
domingo 22 de marzo de 2020, 22:08h
El base del Milan regresa a su casa tras haber pasado la cuarentena por coronavirus.

Cuando Sergio 'Chacho' Rodríguez firmó por el Armani Milan de Ettore Messina este pasado verano, tras haber ganado la Euroliga con el CSKA en su regreso de la NBA, nada podía invitarse a pensar un escenario parecido al que ha sembrado el coronavirus en Italia. El país transalpino se mueve en unos datos catastróficos como consecuencia del impacto de la pandemia global: 5.476 muertes y casi 60.000 contagiados. Una barbaridad que, desde luego, mete miedo. Como poco.

Así que el sensacional base español, que tocó la gloria con el Real Madrid y la selección nacional. Ha decidido volver a su tierra. Ha pedido permiso a su equipo y se lo han concedido. Por ende, el talentoso canario ha realizado un viaje de 1.500 kilómetros desde la ciudad sita en la Lombardía hasta Alicante, urbe en la que se encuentran su mujer y sus dos hijas. La imposibilidad de trasladarse en avión ha empujado al 'Chacho' a conducir su coche durante más de 15 horas.

Esperó Sergio Rodríguez a terminar la cuarentena que fue decretada por su club. No en vano, El Milan impuso esa medida tras conocerse el positivo del jugador del Real Madrid Trey Thompkins. Habían jugado contra los merengues el tres de marzo, sin público, en el Mediolanum Forum. Desde entonces hubo de permanecer aislado y en casa. Pero el club ha otorgado a sus jugadores extranjeros el permiso para volver a sus países. Siempre y cuando hayan cumplimentado la reclusión recetada sin síntomas sospechosos.

Y puede afirmar el base que ha tenido suerte, pues no muchos equipos han permitido a sus foráneos volver a sus casas originales. El Armani, el Olympiacos, el Panathitniakos, el Maccabi, el Zalgiris y el Villeurbanne han seguido esa pauta, pero otros no. Así que, finalmente, pudo poner fin al mes que pasó sin compañía en Milán y sin salir de su vivienda tras la cancelación de todas las competiciones. Justo cuando, de forma inexplicable, el Virtus Bolonia ha regresado a los entrenamientos. Aunque esa ciudad esté al borde del colapso.

El conjunto boloñés ha llevado a término el reclamo de bastantes clubes de baloncesto y fútbol profesional de Italia. Han presionado a las autoridades para poder volver a entrenar, saltándose la orden gubernamental. Bien es cierto que el Virtus estaba peleando por el trofeo de la Eurocup y por la clasificación para la siguiente edición de la Euroliga. Pero no se encuentra demasiado sentido a esta decisión, atendiendo al contexto. Su entrenador, el conocido Sasha Djordjevic, se ha limitado a recalcar las precauciones que están siguiendo.

En paralelo, se ha sabido que otro coloso, el Fenerbahçe, está siendo presa del virus de Wuhan. La liga turca de baloncesto fue la última en parar y parece que ha surtido un efecto muy negativo. El griego Kostas Sloukas, el checo Jan Vesely y el jordano nacionalizado turco Ahmet Duverioglu han sido contagiados. También el delegado, Cenk Renda. De este modo, la plantilla que dirige Zeljko Obradovic se ha visto realmente mermada por la dolencia que se ha expandido con contundencia por todo el planeta. Ya se quejaron por seguir jugando nombres gruesos como Bobby Dixon y Shane Larkin, la estrella del Efes (y candidato al MVP de la Euroliga). Todos los componentes del camarín están a la espera del resultado de los test que les han realizado tras este rosario de positivos y síntomas.

Asimismo, en lo concerniente al baloncesto español, se ha conocido que Alfonso Reyes, ex jugador de España y del Real Madrid, y hermano de Felipe Reyes, ha sido hospitalizado por coronavirus. Se encuentra confinado en una habitación del Hospital Puerta de Hierro. Y, desde allí, ha ido narrando sus experiencias como paciente de este virus de manera sistemática. El presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales sintetiza el proceso subrayando que ha perdido seis kilos de peso.

Y ha comparecido en el programa 'Tiempo de Juego', de la Cadena Cope, para argumentar lo descrito a través de las redes sociales con algo más de profundidad. "Estoy en 37 y medio de temperatura, pero me preocupa sobre todo la noche. Ayer estuve apenas sin dormir, fue una noche muy dura", avanzó, antes de confesar que "me preguntan cómo voy evolucionando, pero estoy por ir al hospital. Tengo aquí el aparato de la saturación del oxígeno y no lo tengo muy alto, entre 92 y 93".

"La verdad es que respiro bien, me duele la cabeza, tengo menos tos y fiebre intermitente. Sobre todo, el problema son los nueve días de batalla, que se van haciendo muy largos, pero hay que ser valiente y luchar. Si no, estamos perdidos", continuó. Este mismo domingo volvió a escribir en Twitter para confirmar que "ya me han pasado a una habitación. Vamos bien". Al parecer, considera que su contagio viene de su hermano Felipe, capitán del Madrid. "El lunes pasado vi a mi hermano, porque no estaba aún en cuarentena, no tenían los resultados de su compañero. Felipe seguramente será vector, lo porta pero no lo desarrolla. Aunque no estoy seguro al 100%, tampoco quiero echarle la culpa al pobre".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios