www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

Mourinho se salta la cuarentena y el Tottenham le pone la cara roja

Mourinho se salta la cuarentena y el Tottenham le pone la cara roja
Ampliar
miércoles 08 de abril de 2020, 20:33h
El técnico ha pedido disculpas toda vez que salieran unas fotos comprometedoras.

La pasada semana, con el Reino Unido sumido en el comienzo del dramático ascenso de contagios y muertes por coronavirus entre su población, Jose Mourinho realizó un acto solidario. Se personó en una asociación encargada de empaquetar y transportar comida y medicinas para las personas mayores y en situación riesgo por el virus de Wuhan. Se remangó y echó una mano al equipo de trabajo voluntario que cubriría las necesidades de varios barrios londinenses en este sentido.

Pero han pasado unos días. Y en este tiempo desconcertante es lapso de tiempo da para mucho. Desde entonces, Boris Johnson ha empeorado en su infección del Covid-19 hasta el punto de tener que ser ingresado en la UCI de un hospital. Y Kyle Walker, defensa del Manchester City de Pep Guardiola, confesó haber organizado una fiesta sexual en su casa, saltándose todos los preceptos ordenados por el Gobierno relativos a la cuarentena.

Quizá es este el tramo en el que más concienciada está la ciudadanía británica, tras haber tomado tan poco en serio la amenaza de la pandemia global como su primer ministro. Cada vez son menos los individuos que se saltan las normas, se emborracha, pelean con la policía o se van de vacaciones a sus segundas residencias. Poro a poco, la comprensión de que la cosa es seria se ha extendido. Y, más aún, al ver que el gobernante está siendo víctima de la enfermedad ahora temida.

En este punto de cocción Mourinho pensó que era buena idea saltarse el confinamiento. Ejercer como entrenador de fútbol profesional y poner a practicar a tres de sus jugadores del Tottenhan en un parque londinense. A semejante desvarío le acompañaron Davinson Sánchez, Tanguy Ndombele y Ryan Sessegnon. Y, claro, no tardarían en publicarse fotos de esa ocurrencia.

Cuando le pillaron, el portugués se escudó en que estaban ejecutando con rigor lo dispuesto en la norma de confinamiento emitida por el Ejecutivo. "Los ciudadanos británicos tiene la obligación de quedarse en sus domicilios si no es para ir al trabajo -en caso de no poder hacerlo de forma remota-, hacer la compra, ir al médico o hacer deporte una vez al día", reza el texto. El trabajo presencial y el deporte confluyeron en su entrenamiento en medio de un parque público, alegaba 'Mou', tratando de esquivar el escándalo.

Pero no podría. Al enterarse del caso, su club, el Tottenham, se encargó de afearle la actitud y la decisión tomada. Un portavoz de los 'Spurs' declaró que se ha recordado a los jugadores y al cuerpo técnico que tienen que respetar la distancia social cuando se entrenen fuera de casa. "Continuaremos reforzando este mensaje", se insistió desde la institución deportiva.

Mourinho, que fue fotografiado corriendo junto a sus subordinados Sessegnon, Ndombele y Sánchez , acabaría asumiendo su error y lanzando un arrepentimiento coherente con la montonera de críticas recibidas. "Acepto que mis acciones no fueron en la línea del protocolo del Gobierno, ya que sólo debemos tener contacto con gente de nuestra vivienda. Es vital que todos tomemos parte de estas medidas y sigamos los consejos del gobierno para ayudar a nuestros héroes del Servicio Nacional de Salud", declaró.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.