www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FC BARCELONA

Bartomeu dinamita su junta y los dimitidos acusan: "Alguien ha metido la mano"

Bartomeu dinamita su junta y los dimitidos acusan: 'Alguien ha metido la mano'
Ampliar
viernes 10 de abril de 2020, 16:41h

El estado de alarma y las medidas de confinamiento, si bien ha servido para calmar ánimos en la población y reducir la actividad, ha supuesto todo lo contrario en el FC Barcelona. Este jueves, seis directivos de la junta directiva presentaron su dimisión. Entre ellos, los vicepresidentes Emili Rosaud, considerado delfín de Bartomeu para las próximas elecciones y Enrique Tombas.

Cuatro de ellas fueron sugeridas por el propio presidente, Josep María Bartomeu, "por falta de confianza". Una lista en la que, además de los citados Rosaud y Tombas, estaban Silvio Elías y Josep Pont. La sorpresa llegó con la suma de las renuncias de Maria Teixidor y Jordi Calsamiglia, que dejan la junta directiva bajo mínimos pero aún con la posibilidad de mantener la presidencia sin elecciones hasta junio de 2021, fecha en el que concluye el actual mandato. Para ello debe incorporar como mínimo un directivo más, pues los 13 con los que se ha quedado están por debajo del mínimo de 14 que marcan los estatutos del club.

El propio Rosaud, en declaraciones a RAC1 este viernes, volvió a dinamitar la infomación azulgrana con acusaciones de corrupción. "Sinceramente, creo que en este caso -en referencia al Barçagate-, alguien ha metido la mano en la caja", señaló.

Se conoce como Barçagate a la utilización por parte del club de una empresa, I3 Ventures, para desprestigiar a través de redes sociales a jugadores, exjugadores y entorno crítico con la administración Bartomeu sin el conocimiento de parte de la directiva y por la que se pagó un millón de euros. Tras salir a la luz, el club encargó una auditoría de la que aún se desconocen las conclusiones.

Según Rosaud, el pago se troceó en operaciones inferiores a 200.000 euros para que no tuviera que ser aprobador por la totalidad de la junta directiva. "Eso está muy feo", añadió.

Explicó que la auditoría encargada a PriceWaterhouseCoopers (PWC) tenía que discernir dos cuestiones: si era cierto que I3 Ventures tenía el encargo de desprestigiar por redes social y también si el precio pagado (un millón de euros, aproximadamente) es éste.

Rousaud sospecha que la invitación de Bartomeu a que abandonara la directiva tiene que ver con el resultado de la auditoría "que está al caer". "Está prácticamente finalizada y el presidente posiblemente sepa el resultado. Por eso decide que tiene que prescindir de nosotros (los directivos dimitidos)", insistió.

También cree que influye la situación económica del club y las medidas en forma de recorte salarial a los jugadores que se han adoptado. "Dijimos que la rebaja salarial sería insuficiente para cubrir la desaparición de ingresos, pero no se nos hizo caso del consejo. Personalmente me disgusta el comentario que me hizo el presidente cuando nos llama, porque pensamos siempre en la viabilidad del club", argumentó.

Recordó que tres de los directivos que han marchado (Enric Tombas, Sílvio Elias y Josep Pont) son miembros de la comisión económica, compuesta por cuatro directivos; que otros tantos pertenecían al comité de control y que Maria Teixidor, que es la secretaria de la junta, y él mismo forman parte de la comisión Delegada y de la comisión de transparencia.

El Barcelona amenaza con acciones penales

El FC Barcelona calificó este viernes de "graves e infundadas" las acusaciones del exvicepresidente Emili Rousaud, en las que aseguró que en el caso "Barçagate" cree que "alguien ha metido la mano en la caja", por lo que se reserva la posibilidad de interponer acciones penales.

Mediante un comunicado, el FC Barcelona niega "categóricamente cualquier acción susceptible de ser calificada de corrupción" por lo que "se reserva la interposición de las acciones penales que puedan corresponder".

"En este sentido, el análisis de los servicios de monitorización de las redes sociales está siendo objeto de una amplia auditoría independiente a cargo de PriceWaterhouseCoopers (PWC), que todavía está en curso y, por tanto, sin ningún tipo de conclusiones, habiendo facilitado el Club toda la información y medios que PWC ha ido solicitando desde el inicio del proceso", asegura el club azulgrana.

El club justifica las dimisiones de seis directivos en la "remodelación de la Junta" impulsada por el presidente Josep Maria Bartomeu esta semana, y que será completada en los próximos días.

"Esta remodelación de la Junta Directiva pretende afrontar con las máximas garantías el último tramo del mandato -concluye el 30 de junio de 2021-, con el objetivo de implementar las medidas necesarias para preparar el futuro del Club, superando las consecuencias de la crisis sanitaria que estamos viviendo, y de culminar las acciones del programa de gestión iniciado en 2010 y del Plan Estratégico aprobado en 2015", informa la entidad barcelonista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.