www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Premier League. ¿Por qué se critica tanto la compra del Newcastle por Arabia Saudí?

Premier League. ¿Por qué se critica tanto la compra del Newcastle por Arabia Saudí?
Ampliar
miércoles 22 de abril de 2020, 17:06h
Desde varios sectores se han lanzado campañas contra la anunciada adquisición.

El pasado 30 de marzo la Premier League fue informada de lo siguiente: el Fondo de Inversión Público del reino saudí se hará con un 80% del club del norte de Inglaterra. Con el paso de los días se descubrió que esa entidad era el Newcastle United. Un consorcio en el que está involucrado el príncipe de la corona de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, estaba trabajando para firmar un acuerdo de más de 300 millones de libras y tomar las riendas del club.

El denostado conjunto norteño se iba a convertir en un nuevo rico, al estilo del Manchester City. El diario Daily Telegraph se encargó de destapar el entuerto. La maniobra iba a comprender la adquisición del 80% del valor del club a Mike Ashley, el actual dueño del Newcastle que tiene a la grada en contra por su terrible gestión. Del otro 20% se harían cargo entre el PCP Capital -compañía de consabidas conexiones con inversores de Oriente Medio- y los hermanos Rueben -segunda familia más rica del Reino Unido-.

Se trataba de un golpe sobre la mesa destinado a fracturar la relación de fuerzas actual en el fútbol británico (y mundial). Otro Estado dispuesto a respaldar a un equipo de fútbol (como el PSG, como ejemplo paradigmático). Y a mediados de abril se corroboró la cercanía de la transacción millonaria. Disparando todo tipo de rumores sobre la plantilla futura de 'Las Urracas' y, de paso, prendiendo la mecha de una llamaradas críticas que rebosan lo futbolístico para lindar con intereses de otro tipo.

Este lunes pasado Amnistía Internacional mostró su desacuerdo con la compra del equipo. Lo hizo enviando una carta al director ejecutivo de la Premier League con el objetivo de hacerle ver los límites de la ética. "En primer lugar, Arabia Saudita es una monarquía absoluta en la que el príncipe heredero desempeña el papel de Rey y tiene el control de todos los aspectos económicos, políticos y relacionados con el extranjero. Es poco probable que una transacción comercial tan importante como la toma de posesión de un club de la Premier sucediera sin su autorización", comenzaba el escrito.

"El príncipe heredero ha estado usando los eventos deportivos como un medio para mejorar la reputación del reino tras el espeluznante asesinato del periodista Jamal Khashoggi. Tales asociaciones con los acontecimientos deportivos también distraen la atención del pésimo registro de derechos humanos del reino, incluido el encarcelamiento y la tortura de mujeres defensoras de los derechos humanos, como a Loujain al-Hathloul", prosiguió.

Y finalizó preguntándose "si el príncipe heredero se convierte en el propietario del Newcastle, ¿cómo puede ser esto positivo para la reputación y la imagen de la Premier League?". Y manifestando esto: "Mientras estas preguntas permanezcan sin respuesta, la Premier League se está poniendo en riesgo de convertirse en un circo para aquellos que quieren usar el glamour y el prestigio de la Premier para encubrir acciones que son profundamente inmorales, en violación de derecho internacional y en desacuerdo con los valores de la Premier League y la comunidad futbolística mundial".

Las operaciones de venta del Newcastle que ha ido ejecutando de forma fallida Mike Ashley, todavía dueño de la entidad, han acelerado el proceso de tal manera que la presión sobre los gestores de la Premier League se ha multiplicado. Al tiempo que se habla de la contratación de Mauricio Pochettino para encabezar el jugoso proyecto nuevo, incluso desde la cadena británica Bein Sports se ha llamado la atención sobre los peligros éticos que contiene permitir ese acuerdo de compra.

La prensa británica ha publicado el contenido de la presunta carta que el gestor del socio de emisiones internacionales de la Premier League, Yousef al-Obaidly, habría enviado a la Premier y a los 19 clubes que conforman la élite del balompié isleño. "El peligro de permitir de la adquisición y el control de un importante club de la Premier League por parte de los mandatarios de Arabia Saudí no puede ignorarse, dadas las acciones del país y su impacto directo sobre los intereses comerciales de la Premier League, sus clubes, sus socios para la difusión y el fútbol en general", advierte.

Desde la nación saudí se lleva tiempo ejecutando un pirateo masivo de la emisión televisiva propiedad de Bein Sports, por medio de la plataforma beoutQ. En torno a ese verdadero motivo de la queja, el texto continúa así: "Como socio desde hace tiempo y gran inversor en la Premier League, le instamos a considerar cuidadosamente todas las implicaciones". Una amenaza en toda regla a la que la cúpula de la Premier League habrá de dar respuesta a contrarreloj. Porque el impacto de la crisis sanitaria inherente a la expansión del Covid-19 no ha dejado en buen lugar el balance financiero de la liga inglesa y Bein sabe que está en una posición fuerte como para tratar de imponer su voz.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios