www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Paolo Maldini, tras superar el Covid-19: "Soy el más perdedor de la historia"

Paolo Maldini, tras superar el Covid-19: 'Soy el más perdedor de la historia'
Ampliar
viernes 24 de abril de 2020, 17:48h
La leyenda italiana ha efectuado un sorprendente balance de su trayectoria.

El 21 de marzo la Italia futbolística sintió una punzada. Ese día se hizo público que Paolo Maldini y su dijo Daniel habían sido contagiados por coronavirus, la pandemia global que se había entregado a fondo para destruir el ánimo de la sociedad transalpina. El mito del calcio y la perla, tercera generación de la familia que competía en la Serie A con la elástica del Milan, empezaban entonces la lucha particular contra esa dramática enfermedad.

El 8 de abril se supo que el imperial central se había recuperado hasta el punto de completar su recuperación aislado en su domicilio. En aquel tramo concedió una charla a la cadena televisiva Sky Sport. El defensor rossonero por más de dos décadas confesó lo siguiente: "Es duro volver a empezar, hoy intenté hacer algunos ejercicios en el gimnasio y después de 10 minutos estaba muerto. Y no por tener 52 años".

"Es duro volver a empezar a los 52 años", recalcó en esa conversación. Le tocaba completar la cuarentena, toda vez que los médicos le confirmaron que había dado negativo en el segundo examen, a las dos semanas de ser hospitalizado. Todo ello antes de reincorporarse a su actual puesto de trabajo: director de estrategia deportiva y desarrollo del Milan.

Pero no sería esta la única vez que Paolo Maldini -hizo del icónico Cesare y padre del prometedor Daniel- causaba sorpresa a sus aficionados. Y es que el lateral y zaguero de figura y estilo místicos se destapó con una reflexión que dejó congelado a más de uno. Sus palabras brotaron de una charla pública mantenida con su excompañero y amigo Christian Vieri en Instagram.

El zurdo compartió con su colega y con los miles de seguidores que en ese momento estaban conectados en directo lo siguiente: "Yo soy el jugador más perdedor de la historia. Explico el razonamiento. Gané muchísimo, cinco Copas de Europa, pero perdí tres finales de 'Champions', una Supercopa europea, tres finales de Intercontinental, una final del Mundial, una del Europeo, una semifinal de un Mundial, y podría seguir".

"Tuve la suerte de ganar mucho y vi estas finales perdidas como algo que forma parte del juego, acepté todo, honestamente", remató. Y puso sobre la mesa que el hecho de no haber levantado una Copa del Mundo -Italia la ganó justo antes de su irrupción, en 1982, y justo después de su jubilación, en 2006- le pesa como una espina clavada en su alma. Tanto como para razonar de esa manera.

Cabe recordar que Maldini ganó 26 trofeos a lo largo y ancho de su trayectoria deportiva. En su palmarés brillan cinco Copas de Europa (dos de ellas con el equipo de Arrigo Sacchi, considerado como uno de los mejores de la historia), tres Copas Intercontinentales, siete Scudetti, una Coppa, cinco Supercopas de Italia o cinco Supercopas de Europa. En síntesis, una barbaridad sólo accesible para los elegidos.

Desde el prisma individual, su competitividad, inteligencia y calidad le valdría para ser dos veces Balón de Bronce -impresionante dato, en 1994 y 2003, si se contempla la línea en la que jugó-, Mejor Jugador del Mundo World Soccer (1994), segundo en el FIFA World Player (1995), tres veces dentro del mejor equipo de la Eurocopa (1988, 1996 y 2000) o Mejor Defensa de la Liga de Campeones (2007).

Aún así, pesa mucho más sus fiascos en el Mundial para su balance particular. "En la selección lamentablemente tuve grandes equipos, grandes ocasiones, pero al final perdimos por penaltis (en Estados Unidos 1994, ante Brasil). Y luego en 2006, cuando no estaba, ganaron por penaltis, es así", aseguró. Y, de inmediato, añadió que "cuando en 2006 (el seleccionador, Marcello) Lippi me llamó, le dije que no por respeto a (el anterior seleccionador, Giovanni) Trapattoni, al que ya había dicho que dejaría la selección. Cuando Italia ganó la final en Berlín contra Francia, pensé 'ok, tengo mala suerte'".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios