www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESESCALADA

El fútbol también empieza a rodar: RFEF y LaLiga esperan la autorización del Gobierno

El fútbol también empieza a rodar: RFEF y LaLiga esperan la autorización del Gobierno
Ampliar
lunes 27 de abril de 2020, 18:14h
La hoja de ruta marca seis semanas de pretemporada a partir del cuatro de mayo. Los partidos volverían a mediados de junio y la Liga de Campeones, en agosto.

El fútbol español empieza a atisbar la reanudación de la actividad en un horizonte cercano. La paralización de la actividad pautada por el Gobierno el pasado 12 marzo, debido al impacto generado por la expansión del coronavirus, dio paso al distanciamiento entre LaLiga, la Federación Española de Fútbol, el sindicato de futbolistas y el Consejo Superior de Deportes. Sobre la mesa se planteó, con celeridad, el dilema entre la salud pública y la salvaguarda de las finanzas de un sector trascendental para el entretenimiento del Viejo Continente.

Sin embargo, con el paso de las semanas, y toda vez que se superarían jugarretas -como la grabación de una reunión en sede federativa-, parecería que las diferencias se han salvado entre los actores que han de perfilar el tiempo y el modo en que el balompié volverá a la actividad. El 18 de abril se rubricó el desatasco con el acuerdo firmado por LaLiga, la RFEF y el CSD, en una reunión celebrada en el madrileño Palacio de Viana que desembocaría en un pacto para preparar la vuelta a la competición. A la espera del permiso de Sanidad.

Javier Tebas envió a los clubes, entonces, el protocolo de actuación. Un planteamiento que comprendía estas cuatro fases: preparación telemática de los entrenamientos; preparación individual, ya en las instalaciones del club -con 15 minutos de distancia entre cada jugador y previo test-; entrenamientos por grupos de número limitado de componentes; y desarrollo de prácticas con la plantilla al completo y compitiendo de manera simultánea. Pues bien, este lunes se ha confirmado la validez de esa primera hoja de ruta. Y, asimismo, se le han puesto fechas a cada fase.

La información desvelada precisa la disposición de seis semanas de pretemporada y un hipotético reinicio de las jornadas ligueras pasada la mitad de junio, siempre y cuando desde el Gobierno se especifique el protocolo para finalizar el calendario de los torneos a puerta cerrada. Así pues, el 4 de mayo daría comienzo a la segunda fase -la de los entrenamientos individuales-, el 18 de mayo comenzarían las prácticas grupales y el uno de junio se activarían los entrenamientos con todo el equipo. Ya en la cercanía a la normalidad. Según lo pautado por LaLiga, bajo la realización de test diarios y el aislamiento inmediato del profesional que diera positivo por Covid-19.

Este guión se ha inscrito como la senda a seguir dictada por la UEFA. El pasado jueves, el organismo gestor del fútbol continental mantuvo una reunión de índole histórica. Su Comité Ejecutivo concretó, después de pedir "encarecidamente" a las ligas que disputen las jornadas previstas y eludir las medidas abruptas asumidas por Países Bajos, Bélgica y Escocia, los escenarios establecidos con la Asociación Europea de Clubes (ECA), ligas (EL) y FIFPRO Europa. El núcleo normativo en torno al que han trabajado Tebas, Luis Rubiales y compañía.

El Grupo de Trabajo de Calendario conformado por la UEFA se encargó de prever varios pilares fundamentales. Las competiciones nacionales habrán de comenzar antes que las internacionales. De este modo, se aconseja que las ligas retomen la actividad para concluir antes de agosto, porque en ese mes se espera que se desperecen la Liga de Campeones y la Europa League. En esa línea, se ha contemplado que los campeonatos domésticos que necesiten más fechas posterior a julio ocupen los fines de semana de agosto, al tiempo que la esfera continental seguiría su curso entre semana.

El organismo presidido por Alexsandr Ceferin ha fijado el 27 de mayo como fecha límite para que las federaciones y ligas presenten sus planes. En este sentido, la vuelta a los entrenamientos (en pequeños grupos) en la Bundesliga y el inminente regreso a las prácticas (individuales) en la Serie A y la Premier League riman con los tiempos ideados por las autoridades futbolísticas españolas. Y entran dentro del plazo impuesto por la UEFA, al tiempo que la FIFA propone otorgar permiso a que los equipos implementes cinco sustituciones por equipo y partido, con el fin de evitar lesiones por el estrés que va a suponer para los jugadores el hacinamiento de partidos.

Pero este paisaje mucho más despejado cuenta todavía con dos escollos fundamentales. El primero de ellos, y más importante, tiene que ver con la mitigación de la amenaza del Covid-19 en España. Tanto desde el CSD como desde el Ministerio de Sanidad se ha aclarado que son las autoridades sanitarias las que cuentan con la jurisdicción para que vuelva a rodar la pelota. Sin su autorización, nada de lo anterior tendrá validez -así lo atestigua el texto emitido por la UEFA-. Y, en segundo término, el sindicato de futbolistas reclama que se asegure la salud de su gremio, con los test y medidas correspondientes. Lo que es seguro es que el aficionado ya ve algo de luz.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios