www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

La Vuelta. La salida pasa de Países Bajos a Irún: el plan para sobrevivir

La Vuelta. La salida pasa de Países Bajos a Irún: el plan para sobrevivir
Ampliar
(Foto: La Vuelta)
miércoles 29 de abril de 2020, 18:19h
Además, se reduce el número de etapas para hacer posible la disputa de la edición 2020.

No va a tener sencillo el equipo organizador de la 75ª edición de La Vuelta para que se pueda desarrollar en 2020. El aplazamiento del Tour de Francia hasta fechas en las que coincide con el momento de disputa tradicional de la ronda española ha complicado todo. Incluso parte de la Grande Boucle corre peligro, toda vez que el Elíseo haya proclamado que sólo se permitirán los eventos deportivos masivos a partir de septiembre.

El escaso margen de maniobra ha obligado a Unipublic, como empresa organizadora de la carrera, a tomar decisiones para amoldarse a las circunstancias pautadas por la Unión Ciclista Internacional y bajo el paraguas de la crisis sanitaria causada por el coronavirus. Este miércoles se ha conocido que se anulaba la salida prevista en territorio de los Países Bajos.

Según se ha comunicado, las tres etapas iniciales, que se iban a desarrollar en las regiones neerlandesas de Utrecht y Brabante Septentrional, se han vuelto imposibles de realizar -entre otras cosas, por la complicación que entraña realizar viajes entre países desde la expansión del Covid-19-. Así pues, tras una reflexión profunda, se ha tomado una determinación contundente: no se van a sustituir esas tres etapas.

En consecuencia, la Vuelta empezará con la etapa Irún-Arrate Eibar y sólo contará con 18 días de competición, con final en Madrid. En todo caso, la propia organización ha aclarado que todavía no cuenta con un calendario preciso para poder especificar cuándo comenzará la carrera española. Se ha hablado del próximo 5 de mayo como el día en el que creen que podrán fijar las semanas en las que se disputará la batalla por el cetro ciclista nacional.

Desde Unipublic se ha enviado la decisión a la UCI, para facilitar el indigesto trabajo del organismo gestor a la hora de encajar cada carrera en el comprimido calendario que les queda abierto en otoño. La Vuelta, para sobrevivir, ha reducido su longitud, olvidándose de las tres semanas de duración. Y empezará en el País Vasco, un hecho que no se daba desde casi cinco décadas. En resumen, se ha arrinconado el proyecto inicial -inicio el 14 de agoto y final el 6 de septiembre-.

El director de la carrera, Javier Guillén, ha declarado, resignado, lo siguiente: "Es obvio que cuando uno diseña la carrera no espera tener que hacer cambios de esta magnitud, pero tenemos que ser sensibles con la situación actual y hemos de asumir que es muy complicado sustituir una salida oficial a estas alturas por toda la planificación institucional y logística que implica".

"Contar desde el primer día con la pasión por el ciclismo que se vive en el País Vasco hace que este cambio de planes sea más ameno. En cualquier caso, sólo esperamos que esta crisis sanitaria sin precedentes se resuelva pronto, que todos podamos volver a la normalidad, también La Vuelta", destacó, tratando de ver el lado positivo. Desde 1961 no comenzaba en terreno vasco la prueba.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios