www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESESCALADA

La hostelería estalla contra el Gobierno: "Es una absoluta tomadura de pelo"

La hostelería estalla contra el Gobierno: 'Es una absoluta tomadura de pelo'
Ampliar
miércoles 29 de abril de 2020, 12:26h

El plan de desescalada anunciado el martes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha desatado la indignación en el sector de la hostelería, uno de los más castigados por la crisis del COVID 19. Los hosteleros, que ya emitieron un comunicado en el que proponían sus propias medidas de seguridad para iniciar la desescalada, sostienen que las medidas impuestas desde el Ejecutivo son inviables desde el punto de vista económico.

Sánchez anunció un plan en el que, durante el primer estadio de relajación de las medidas contra la pandemia, tan sólo se permitirá a la hostelería abrir las terrazas y, ya en fases posteriores, podrán abrir.

“No da ni para pagar la luz”, ha manifestado José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España.

“Lo más indignante, que calificamos de absoluta tomadura de pelo es que nos hablen de días de apertura sin habernos concretado ninguna de las medidas que van a hacer posible que el sector siga vivo”, afirma Yzuel, que en un vídeo de la patronal hostelera muestra el enfado de los hosteleros.

“No nos han comunicado en qué consiste esa flexibilidad de los ERTE, no nos han comunicado la derogación de esa cláusula del mantenimiento de empleo durante seis meses”, asegura, “no sabemos donde están las medidas de financiación para los pequeños, no se ha hecho nada con los alquileres que están ahogando a un montón de empresas”.

“Por dignidad la hostelería no puede abrir de ninguna manera en estas condiciones”, concluye Yzuel, “si quieren que sigamos abiertos escúchennos”.

En un comunicado, la patronal reaccionaba con celeridad a los anuncios de Sánchez y calificaba su plan de desescalada de precipitado, confuso y con muchas incógnitas por despejar. "El plan de desescalada anunciado genera mucha preocupación en el sector, por la falta de medidas que lo complementen y que permitan una certeza en la continuidad del funcionamiento de sus negocios", asegura la patronal de los hosteleros, que daba un negro vaticinio: hasta 85.000 locales podrían cerrar si se mantiene el aforo limitado al 30% tanto en terrazas como en el interior de los locales.

"Con las condiciones de reapertura anunciadas, el cierre de establecimientos podría ascender hasta el 30%, alrededor de 85.000 locales", asegura el comunicado.

El presidente del Gobierno presentaba este martes el plan de desescalada del coronavirus que se estructura en cuatro fases tras las que, si todo va bien, el país podría entrar en una etapa de "nueva normalidad" a finales de junio.

El llamado "Plan para la transición hacia una nueva normalidad" se aplicará de forma gradual, asimétrica y coordinada, y tendrá como referencia territorial la provincia o la isla, con limitaciones a la movilidad entre ellas hasta que se llegue al final del proceso.

En la Fase 0, en la que nos encontramos, los restaurantes tan sólo tienen la opción del servicio de comida a domicilio. En la Fase 1 se permitirá la apertura de terrazas con limitación al 30 por ciento de ocupación y la apertura de hoteles y alojamientos turísticos excluyendo zonas comunes y también con restricciones.

Ya en la Fase 2 se abrirá el espacio interior de los locales con una ocupación de un tercio del aforo y garantías de separación de mesas. Ya en la fase 3 se suavizarán las restricciones de aforo y ocupación en restauración, aunque se mantendrán estrictas condiciones de separación entre el público.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

0 comentarios