www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LIBROS

El fenómeno del audiolibro: éxitos de ventas transformados en narraciones en voz alta

La escritora Isabel Allende durante la grabación de 'Afrodita'
Ampliar
La escritora Isabel Allende durante la grabación de 'Afrodita' (Foto: Pengui Random House)
lunes 18 de mayo de 2020, 09:46h

El mercado del audiolibro está experimentando un fuerte aumento debido a la pandemia del coronavirus. Según la Federación de Gremios de Editores de España, durante el confinamiento ha aumentado también el número de lectores que utilizan el soporte digital (ebook, smartphones, Tablet y PC) para leer.

Google Play, Apple Books, Audible de Amazon, Rakuten Kobo o Audioteka son algunas de las plataformas donde se pueden adquirir audiolibros a precio de papel. Si bien, algunas de ellas permiten descargar un porcentaje de horas de audio o probar sus versiones de forma gratuita durante un periodo de tiempo limitado. La cara norte del corazón, de Dolores Redondo, se puede escuchar en 20 horas; La chica de nieve, de Javier Castillo, en 11 horas, o Sapiens, de Yuval Noah Harari, en 17 horas.

Penguin Audio, el sello de Penguin Random House que publica audiolibros en España, ha registrado un crecimiento de las ventas de su catálogo de cerca de un 100% en algunos canales durante las semanas de confinamiento. El último título que ha incorporado ha sido Afrodita, novela de Isabel Allende, considerada por la editorial como la escritora más vendida en formato audiolibro. En total, el catálogo de Penguin Audio incluye 23 títulos de la autora de La casa de los espíritus.

Más suscripciones

Storytel, plataforma de entretenimiento de audiolibros, podcasts y libros electrónicos, también ha constatado un aumento de suscripciones de un 253% desde que comenzó el confinamiento. A pesar de que la mayoría de sus usuarios se encuentran entre los 25 y los 45 años, otra de las tendencias que la plataforma ha detectado durante la cuarentena es un crecimiento de un 55% más en el consumo de contenido juvenil y hasta un 90% en el consumo de historias infantiles.

El catálogo de Planeta en este formato cuenta con 500 títulos y en este momento tiene en cola 150 en fase de grabación. Lo explica la editorial a este periódico, que coincide en que el audiolibro ha experimentado un aumento de la demanda: "Para el mercado del audiolibro en español, el inicio de la cuarentena debido a la pandemia tuvo un efecto directo en los hábitos de consumo de los suscriptores. El patrón semanal de consumo anterior al 14 de marzo era con bajas los fines de semana y picos entre semana. Sin embargo, el confinamiento cambió dicha tendencia y la trasladó a una línea ascendente".

El confinamiento ha cambiado los hábitos de los consumidores, que se han visto atraídos por este formato: "Actualmente se consumen audiolibros sin distinción del día de la semana y la tendencia de consumo ha ido en un considerable aumento. Ciertas temáticas, incluso, han multiplicado por dos las escuchas".

El precio no es el mismo en todas las plataformas. Las hay que los venden por el mismo precio que el libro en papel o que ofrecen descargas gratuitas durante periodos de prueba. La suscripción es, sin embargo, el modelo que se impone. "La mayor parte del consumo del audiolibro viene de las plataformas de suscripción, quienes ofrecen su cuota mensual que suele oscilar entre los 8 y 12 euros al mes, según el canal", detallan desde Planeta.

Los audiolibros más vendidos en Planeta durante las últimas semanas han sido La psicóloga, de Helene Flood; Terra Alta, de Javier Cercas, La madre de Frankenstein, de Almudena Grandes; La Sombra del Viento, de C.R. Zafón; Come comida real, de Carlos Ríos; Cómo hacer que te pasen cosas buenas, de Marián Rojas o La ridícula idea de no volver a verte, de Rosa Montero y leído por la propia autora.

"La gran mayoría de audiolibros están narrados a una voz, pero es cierto que algunos libros requieren de más voces como Feliz final, de Isaac Rosa, a cargo de Elvira García y Alberto Mieza. En otra ocasiones, como ocurre con el caso de Rosa Montero, es el propio autor el que lee la obra, lo que aporta mucho valor al audiolibro", señalan desde Planeta, que cita otro ejemplo de libro leído por su autora: Obra poética, de Chantal Maillard, en el que la poeta recita todos sus poemas publicados en Tusquets.

El público infantil, aunque no figura entre los usuarios mayoritarios de la plataforma de Planeta, sí está en el foco de la editorial, más ahora en tiempos de confinamiento en los que los padres buscan fórmulas para entretener y educar. "Los de Geronimo y Tea Stilton, por ejemplo, están narrados especialmente para niños y llevan numerosos sonidos incluidos a lo largo de la narración, en consonancia con lo que va ocurriendo".

Confinados a solas o en compañía, de Silvia Congost; No tocar, de Deborah García; Mindfulness para tiempos difíciles, de Lama Rodríguez; El pequeño libro de la ansiedad, de Ferran Cases Galdeano o Teletrabajar, pero bien, de Alicia Aradilla, son algunos de los títulos que están siendo publicados por Planeta durante el confinamiento coincidiendo con los temas de interés derivados de la pandemia. En paralelo, prepara el lanzamiento en audiolibro de éxitos de ventas los nuevos títulos de Camilla Läckberg, J.D. Barker o Javier Sierra.

El audiolibro, objeto de estudio

Una investigación de la Universidad Pompeu Fabra publicado este año y dirigida por Emma Rodero, profesora del departamento de Comunicación, ha medido la respuesta psicofisiológica de 60 persona que escucharon distintas historias narradas con diferentes voces, tipos de narración y recursos sonoros. Una de las principales conclusiones fue que el sonido binaural o en 3D produce una reacción fisiológica más intensa con una mayor activación emocional en el cuerpo que el de una historia con sonido normal.

Según el estudio de Rodero, las voces graves obtuvieron las mejores valoraciones seguidas de las medias y las agudas. "En la comparación entre voces humanas y sintéticas, las humanas se disfrutaron más, consiguieron una mejor experiencia narrativa, crearon más imágenes mentales, se recordaron mejor los datos de la historia y mostraron una actividad cardíaca superior en comparación con las voces sintéticas escuchadas a través de un altavoz inteligente (Alexa), con una diferencia significativa considerable", explica la UPF.

Otro aspecto analizado fue el tipo de narración empleado al contar las historias: una narración plana, una narración interpretada o una interpretación con personajes. "En este caso, la reacción emocional o el nivel de actividad electrodérmica ha sido superior en el caso de la interpretación con personajes seguidos de una narración interpretada y de una narración plana. Además, la historia interpretada con personajes se disfrutó más, consiguió una mejor experiencia narrativa, creó más imágenes mentales y se recordó más que las historias narradas con una sola voz, especialmente la plana".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.