www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EN ZAMORA

Dos muertos al descarrilar un tren Alvia que arrolló a un coche

Dos muertos al descarrilar un tren Alvia que arrolló a un coche
Ampliar
martes 02 de junio de 2020, 20:33h
Según fuentes ferroviarias, los pasajeros del tren han resultado ilesos salvo seis personas, que sufren heridas leves. Los fallecidos son el conductor del todoterreno y uno de los maquinistas.

La cara tétrica del destino ha tomado la escena este martes en la localidad zamorana de La Hiniesta. Allí han perdido la vida dos personas, toda vez que un Alvia arrollara a un todoterreno que se había precipitado a la vía desde un paso a nivel. Ese entuerto tan improbable ocurrió y la locomotora del tren, que realizaba la ruta Ferrol-Madrid, acabó descarrilando.

Fallecieron dos personas: el conductor del vehículo (un varón de 89 años) y uno de los maquinistas del tren (de 32 años). Este último era Alexander Pedreira Sainz (A Coruña, 1988), un hijo de interventor de Renfe que estaba desarrollando su periodo de formación. Las maniobras de reanimación a las que fue sometido su cuerpo no llegarían a tiempo. Su compañero, de 55 años, se encuentra ingresado en el Hospital Virgen de la Vega de Salamanca, en la UCI (toda vez que fue atendido de urgencia en el Hospital Virgen de la Concha en Zamora).

Según la Subdelegación del Gobierno en Zamora los 174 pasajeros del Alvia (Renfe señalaba que en el momento del accidente viajaban 155) resultaron ilesos, a excepción de seis viajeros -de entre 24 y 54 años- que tuvieron que recibir atención médica en el Hospital Virgen de la Concha debido a dolencias leves y episodios de ansiedad. La Delegación del Gobierno en Castilla y León ha dado parte de ello.

El relato de la terrible desgracia fija al todoterreno siniestrado cayendo hacia la vía férrea a las 16:11 horas. Justo después arribó el tren, el Alvia 11553, que no pudo frenar a tiempo ante semejante imprevisto y arrolló al coche. La consecuencia, según han desgranado tanto el 1-1-2 como la Delegación del Gobierno, fue el descarrilamiento. El fallecimiento de las dos personas y la excarcelación de los ocupantes de la locomotora. Dos investigaciones se están encargando de esclarecer lo ocurrido.

La sala de operaciones del 1-1-2 activó a la Guardia Civil (COS), a los Bomberos de Zamora, a la Cruz Roja y a Emergencias Sanitarias- Sacyl. Se desplegaría todo el personal disponible, con tres ambulancias de soporte vital básico, dos helicópteros medicalizados y una UVI móvil. En paralelo, Renfe implementó el protocolo de apoyo a víctimas y asistió con apoyo psicológico y logístico a la familia del maquinista fallecido y del herido grave, amén de a los pasajeros.

Algunos de los viajeros han ofrecido su testimonio, dando cuenta de lo imprevisible del suceso. "Todo se movía mucho y había polvo y ruido", ha relatado un pasajero de un vagón cercano a la locomotora, quien afirmó que se vivieron momentos de verdadero nerviosismo a bordo. "Ha sido de repente, se empezó a mover mucho todo. Mi asiento se giró, hice fuerza con los pies pero se giró y la gente estaba gritando y nerviosa", confesó, dando cuenta del tremendo ruido generado por el accidente.

Otros dos viajeros expusieron que escucharon un frenazo y vieron "tierra y humo". Añadieron que todos pudieron salir por su propio pie del tren. "Escuchamos un frenazo y vimos tierra y humo. Abrimos la puerta y ya vimos la locomotora. No hemos tenido miedo, solo fue el susto", reiteraron. Los servicios de la empresa han ofrecido autobuses para completar el recorrido a aquellos pasajeros que se encontraran con fuerza de completar el viaje, si bien es cierto que en las partes más alejadas de la locomotora no se sintió demasiado el movimiento.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios