www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

¿Qué hace Antoine Griezmann en el Barcelona?

¿Qué hace Antoine Griezmann en el Barcelona?
Ampliar
jueves 02 de julio de 2020, 00:18h
Este campeón del Mundial ya está por detrás en la rotación del canterano Ansu Fati.

Esta semana se terminó el contrato de Arda Turan con el Fútbol Club Barcelona. El jugador turco salió del Atlético de Madrid con la categoría de estrella y su paso por el Camp Nou quedó en una suerte de rastro fantasma pasada la primera temporada. Tras perder el sitio -nunca fue titular asentado-, sin llegar a sintonizar con el estilo combinativo azulgrana, se sucederían las cesiones y el talentoso otomano languidecería. Con episodios poco edificantes y la final decisión de acabar su contrato con el Barça y cobrar hasta el último céntimo.

La repetición de esta circunstancia, con Antoine Griezmann como protagonista, es lo que se teme en el seno de la directiva culé. Porque el delantero francés llegó a ser una de las referencias de la Francia campeona del Mundial de 2018 y pisó la gala del Balón de Oro durante su estancia en el Vicente Calderón; porque costó 120 millones de euros; y porque su rendimiento, a estas alturas -finales de su primer curso como azulgrana-, dista en mucho de lo esperado.

Es sabido -ha sido debidamente filtrado- que las vacas sagradas del vestuario catalán no le querían. Pidieron al club que contratara a Neymar y acabó llegando 'Grizi', un futbolista que meses antes había hecho un feo terrible a la institución barcelonesa al filmar en un documental la decisión por la que se quedaba con Diego Pablo Simeone y Diego Godín, rechazando la oferta del Barça. La traducción en el césped de esa ausencia de conexión con Luis Suárez y Lionel Messi es palmaria: no recibe el flujo de balones que debería.

Tal ha sido la caída en desgracia y en la desconfianza del excelente atacante galo que ha perdido incluso la titularidad. No es que haya amontonado rendimientos sobresalientes con el paso de los meses, ni mucho menos. Ha evidenciado una ética de trabajo sobresaliente, a diferencia de lo que ocurre con sus compañeros de tridente, pero poco más ha aportado cuando le ha tocado definir ante el arco ajeno o ejecutar pases determinantes en los últimos metros.

El despido de Ernesto Valverde y el arribo de Quique Setién han terminado por sacarle de la dinámica. Ansu Fati y Martin Braithwaite le han ganado la partida, pues son dos piezas que se acoplan mejor al rol de extremo zurdo que se le encomienda a la tercera para de la intocable dupla que conforman Suárez y Messi. Al tiempo que la adaptación a la lógica del camarín culé de Griezmann se ha ralentizado, la del canterano y la incorporación invernal se ha asentado con rapidez. ¿Por qué no recibe el alimento que debiera para acoplarse mejor? Habría que preguntarle a 'La Pulga' directamente.

El caso es que Antoine ha encadenado tres suplencias consecutivas en los últimos cuatro duelos, en los que el equipo se está jugando la consecución del título liguero. Por detrás de los otros extremos. En el Sánchez Pizjuán saltó al campo en el minuto 79, en Balaídos participó desde el 81 y en la batalla frente al Atlético, este martes, entró al césped en el minuto 90. La inercia le señala también relegado en el papel de revulsivo. Desde el parón provocado por el impacto del Covid-19, sólo ha jugado los 90 minutos ante el Leganés.

Setién no le tiene en cuenta como Valverde. Este es el dato: desde el regreso del fútbol ha jugado el 44% de los minutos posibles, mientras que hasta marzo había competido en el 86% de los minutos totales. Es por ello que ha contado con oportunidades para reivindicarse, pero no ha mezclado nada bien con Messi, Luis Suárez, Jordi Alba y demás. No ha podido ejercer pegado a la banda y trazando diagonales, en un puesto que le es ajeno. Porque el propio Simeone, que ahora se niega a comentar la situación actual del francés, también tardaría a encontrarle su mejor versión centrado, detrás del punta. Esto es, haciendo del genio argentino.

"A Griezmann le veo bien. El problema es que no pueden jugar todos y hay que decidirse por algunos. Siempre piensas que en un momento determinado puede hacer algo. No lo he hecho antes porque estábamos jugando muy bien. A Suárez siempre hay que tratar de tenerle, a Messi también, porque no sabes nunca lo que va a pasar. No es fácil encontrarle sitio sin desestabilizar el equipo", dijo de él Setién tras el 2-2 sufrido ante el Atlético. Con la prensa acólita a Bartomeu sugiriendo al técnico cántabro que pidiera perdón al fichaje de los 120 millones por haberle sacado en el minuto 90.

Antoine es el jugador más sustituido del Barça de esta temporada. Ha sido sacado del campo en 18 de los 37 encuentros que ha salido como titular. En su mochila sólo ha sumado 14 goles (uno cada 227 minutos) y su última diana se encuentra en el 25 de febrero ante el Nápoles, en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. Su situación es precaria y ya hay voces que le comprenden más como un problema que como otra cosa. Por su salario, porque si sigue así se va a devaluar, porque el palco peleará por traer a Neymar en cuanto pueda y porque estaría torpedeando la explosión de Ansu Fati. Entonces, ¿qué está haciendo Griezmann en el Barça?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios