www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÓRMULA UNO

GP Gran Bretaña. Hamilton gana con un neumático pinchado y se escapa

GP Gran Bretaña. Hamilton gana con un neumático pinchado y se escapa
Ampliar
domingo 02 de agosto de 2020, 18:32h
Carlos Sainz pinchó al final, cuando peleaba por ser cuarto. Se quedó su poder puntuar.

Lewis Hamilton venció este domingo en el Gran Premio de Gran Bretaña. Además, se distanció en la cima de la clasificación del Mundial de pilotos. Partía desde la 'pole', conseguida con récord en el circuito de Silverstone, y concluyó alzando los brazos. Pero lo noticioso de todo esto -se trata del séptimo triunfo del inglés en casa- es que hubo de exhibir su pericia en la última vuelta, giro postrero en el que sufrió un pinchazo. Sea como fuere, cruzó la meta con tres ruedas en la primera posición.

El británico había dominado con su Mercedes en las 51 vueltas anteriores y llegó a construir medio minuto de margen con respecto a un Max Verstappen (Red Bull) que finalizaría segundo, a pesar de la apresurada y sobrevenida contrarreloj final -provocada por el infortunio del favorito-. El reventó del neumático delantero izquierdo acortaría las diferencias y el ídolo local vencería sólo con 5.856 segundos de margen. Y Charles Leclerc subió a Ferrari al tercer peldaño del podio.

"Casi no llego, pero gracias a Dios lo hicimos", confesó el seis veces campeón del Mundial. Así relató esta particular hazaña: "En la recta se desinfló, noté un cambio de forma en el neumático. Con el corazón en un puño vi cómo se salía la llanta. Y por la radio me daban una diferencia de 30 segundos, que bajaba y bajaba. Pasé de tener 19 segundos de ventaja a tener 10. Me decían que eran 9, 8, 7... y que tenía que pisar el acelerador. Nunca he experimentado algo igual en una última vuelta, casi se me para el corazón", confesó.

Hamilton pudo llevar a buen término el esfuerzo, no como otros tantos pilotos que sufrieron pinchazos. Precisamente su compañero en Mercedes, Valtteri Bottas, sería una víctima de esa mala fortuna que no pudo remontar. No hizo el doblete previsto la escudería alemana y por poco casi se quedan sin la victoria. Red Bull, que contemplaban la superioridad de los candidatos a todo, decidieron meter en boxes a Verstappen para que éste, que estaba sin opciones de gloria, al menos firmara la vuelta rápida y ese punto adicional. Esa parada acabaría constituyendo el salvavidas del piloto inglés.

Carlos Sainz fue otro de los nombres traicionados por la suerte. El madrileño rodaba en la cuarta plaza cuando sufrió un pinchazo que le empujó hacia el fondo. El emblema de McLaren pasó de la séptima a la quinta posición en una maniobra brillante de salida -en la que dejó en la estacada a Lance Stroll (Racing Point) y Lando Norris (McLaren)-, pero su clase se tropezó con el infortunio. Acabó decimotercero.

"La suerte no nos está sonriendo en esta primera mitad de la temporada. En comparación con las tres primeras carreras, aquí he ido más cómodo con el coche. He tenido mejores sensaciones y es una pena que no haya un resultado para demostrarlo. Si no fuese por el pinchazo estaría cuarto, celebrándolo", resumió el único español que sobrevive en la parrilla de la Fórmula Uno.

Por último, Nico Hülkenberg puso la guinda a este rocambolesco Gran Premio y su regreso al asfalto se torció cuando intentó sacar su Racing Point del garaje. El alemán, que suplía al mexicano Sergio Pérez -aislado al dar positivo por Covid-19-, no alcanzó a disfrutar en su vuelta inesperada. Tampoco lo hizo un Sebastian Vettel que sigue rodando muy lejos de los mejores. Esta vez, también de Leclerc.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios