www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

En la FRONTERA

Ciao

sábado 12 de septiembre de 2020, 19:36h
La palabra italiana “ciao” tiene dos traducciones al castellano: “adiós” y “hola”. Pues bien, eso es lo que está haciendo el Papa en estos días con los cardenales Rouco y Omella. Al primero ya le ha recibido en audiencia para darle su “adiós”, suponemos que agradecido tras los grandes servicios prestados a la Iglesia española en momentos pasados y suponemos también para expresarle que ahora esos tiempos son nuevos y que la institución en nuestro país necesita de otros impulsos concordantes con las ideas de Francisco.

El cardenal Rouco Varela viajó a Roma acompañado por el obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino, otrora poderoso Secretario General de la Conferencia Episcopal Española, y que no encuentra o no le dan una sede de la que sea titular. Rouco, dicen, desea que Martínez Camino obtenga esa sede y algunos especulan que pueda ser Burgos, que dejará pronto su actual arzobispo, Fidel Herraíz, que en su día fue también auxiliar de Rouco en Madrid, o algunas de la vacantes como Jerez o la posibilidad de ser obispo coadjutor de Almería, con derecho a sucesión directa del actual titular Adolfo González Montes, muy cuestionado-apuntan-por cuestiones económicas en la diócesis.

Mientras, la actual cúpula de la Iglesia de nuestro país espera a las diez de la mañana del día 19 de este mes para recibir el “hola” del Papa, que no pudieron tener en su día los cardenales Omella y Osoro, Presidente y Vicepresidente, respectivamente, de la Conferencia Episcopal Española y su Secretario General, el auxiliar de Valladolid, Luís Argüelllo , por los problemas derivados de la pandemia del Covid-19. Los tres, suponemos, explicarán al Pontífice las dificultades de la Iglesia española, tanto en sus relaciones con las instituciones políticas y las negociaciones que se están llevando a cabo, como los temas intraeclesiales, que no son pocos, y que frecuentemente intentan multiplicar ciertos sectores, que no han aceptado los cambios que llegan o puedan llegar de Roma, como la provisión de sedes vacantes en España. Unos asuntos que Omella, Osoro y Argüello tratarán también con el secretario de estado vaticano, el cardenal Parolin, buen conocedor, como no podía ser menos, de la Iglesia de España.

Muchos vocablos italianos tienen doble sentido y este “ciao” nos parece el más acertado. Así que “ciao”, Rouco, y “ciao”, Omella, Osoro y Argüello.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios