www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Messi se despide de Luis Suárez y sangra a Bartomeu: "Nada me sorprende ya"

Messi se despide de Luis Suárez y sangra a Bartomeu: 'Nada me sorprende ya'
Ampliar
sábado 26 de septiembre de 2020, 01:08h
El argentino ha publicado la despedida de su amigo íntimo acompañada con un dardo al presidente del Barcelona.

Luis Suárez es el futbolista que más asistencias ha dado a Lionel Messi. Ese es un frío dato que refleja una realidad deportiva y personal: su conexión era absoluta dentro y fuera del césped. El delantero uruguayo hizo las maletas como el tercer máximo goleador de la historia del Barcelona y como una leyenda. Y, además, como el amigo íntimo del seis veces Balón de Oro que comunicó al club que se quería ir, vía burofax, horas después de que Ronald Koeman le dijera al charrúa que no contaba con él en una llamada telefónica que no llegó a los dos minutos de duración.

Josep Maria Bartomeu tuvo la gentileza de prestarle el Camp Nou este jueves para que se despidiera de todos. Para que se desnudara ante los medios y aficionados. Rodeado de los trofeos que ha cosechado en seis temporadas (1 Liga de Campeones, 1 Mundial de Clubes, 1 Supercopa de Europa, 4 Ligas, 4 Copas del Rey y 2 Supercopas de España). Un gesto que no borra la catalogación de Suárez como el principal cabeza de turco tras el 2-8. El único golpe importante a las vacas sagradas, tras la prometida e infructuosa revolución del presidente.

"Además de un jugador, se va un ser humano que tiene sentimientos", expuso, antes de proclamar que "no le voy a dar el gusto a nadie. Voy a irme como el gran jugador que fui en el Barcelona, por los números y las historia que ha hecho en este club", en referencia a señalar a los culpables de su marcha. Finalmente, tuvo un guiño para Messi ("Me quedo con que mis hijos me han visto jugar con el mejor del mundo") y otro para Bartomeu -una mirada que le apuntó como responsable de su venta-.

El día anterior se había despedido entre lágrimas de sus compañeros en el vestuario de la Ciudad Deportiva y las cámaras televisivas le captaron, tratando de disimulan su estado anímico. Este viernes ya ha firmado un contrato de dos años con el Atlético de Madrid. Porque, a sus 33 años, "me siento capacitado para seguir jugando en LaLiga, estoy con muchísimas ganas y quiero demostrar que puede seguir compitiendo, sino en el Barcelona en otro equipo".

Así las cosas, Lionel Messi ha usado las redes sociales para despedirse públicamente de su compañero y amigo. Lo ha hecho publicando un texto en el que vuelve a encañonar a Bartomeu sin pestañeos ni cortapisas. 'La Pulga' no perdona el trato con el que se han desentendido en el club de su compañero de delantera y es de dominio público que aquella llamada brevísima de Koeman detonó la ira que conllevó el burofax y el inicio del órdago que protagonizó el verano futbolístico.

"Ya me venía haciendo la idea pero hoy entré al vestuario y me cayó la ficha de verdad. Que difícil va a ser no seguir compartiendo el día a día con vos, tanto en las canchas como afuera. Los vamos a extrañar muchísimo. Fueron muchos años, muchos mates, comidas, cenas... Muchas cosas que nunca se van a olvidar, todos los días juntos", comienza el texto publicado en Instagram.

Messi prosigue argumentando sus sensaciones de este modo: "Va a ser raro verte con otra camiseta y mucho más enfrentarte. Te merecías que te despidan como lo que sos: uno de los jugadores más importantes de la historia del club, consiguiendo cosas importantes tanto en lo grupal como individualmente". "Y no que te echen como lo hicieron. Pero la verdad que a esta altura ya no me sorprende nada", denunció.

"Te deseo todo lo mejor en este nuevo desafío. Te quiero mucho, los quiero mucho. Hasta pronto, amigo", concluyó un genio argentino que se ha quedado sin sus dos mejores apoyos en el vestuario: Luis Suárez y Arturo Vidal. Aparentemente, presa de una cláusula que le obliga a gastar un año en Barcelona a pesar de su interés en competir por todo en el Manchester City de Guardiola. Sin poder asociarse, tampoco, con Neymar, el jugador por el que apostó el vestuario mientras que la directiva firmaba a Antoine Griezmann.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios